Chilpancingo, Guerrero.- La síndica del Ayuntamiento de Copalillo, Rufina Félix Gil acusó al ex alcalde Getulio Ramírez Chino y al Partido Socialista de México (PSM) de adjudicarse el apoyo a los desplazados de la comunidad de Tlaltempanapa, municipio de Zitlala.

En entrevista, señaló que a dos semanas de haber abandonado sus hogares, las 23 mujeres, 35 niños y 14 hombres, aun no han definido si regresarán a su pueblo, aunque por lo tanto permanecerán en la cancha municipal.

La administración municipal que encabeza el panista Julian Castro Santos, ha otorgado  víveres, alimentos y utensilios básicos a los refugiados, sin embargo, el ex presidente municipal les ofreció un terreno para su reubicación.

Ramirez Chino, ex militante del Partido del Trabajo (PT), renunció a su partido y decidió participar como candidato del PSM a la alcaldía de Copalillo y posteriormente anunció su adhesión al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Félix Gil lamentó que un asunto humanitario se haya “politizado” con la intervención de Ramírez Chino, quien está apoyando al municipio con tintes políticos.

Señaló que el gobierno municipal, no puede reubicar a los desplazados porque los recursos apenas alcanzan para los pobladores originarios.

Apeló a la buena voluntad del gobierno del estado, para que pueda garantizar la estabilidad de los refugiados por la violencia, ante la incapacidad del Ayuntamiento de Copalillo.

Los desplazados abandonaron la comunidad de Tlaltempanapa, tras la incursión de un grupo armado que amenazó co asesinarlos si no dejaban el poblado.