Villahermosa.- Tabasco, una de las cinco regiones con mayor trasmisión del Covid-19, es el único que reportó, al finalizar abril, una demanda máxima de camas de terapia intensiva que superó en 18 por ciento la disponibilidad instalada, informó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, mientras en las cuatro restantes su disponibilidad existente, cubre la demanda máxima.

La Secretaría de Salud (Ssa) informó que la entidad tuvo un pico de camas acumuladas de 85 y una disponibilidad de 70 para este 30 de abril. Agregó que se solicitaron 60 monitores, de los cuales ya fueron enviados 15, así como ocho ventiladores y tres ambulancias de terapia intensiva.

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) envió 841 miembros del personal de la salud y se van a reconvertir tres hospitales. También se informó que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) compró 17 ventiladores que se instalarán la próxima semana.

Indicó que en Cancún, Quintana Roo; Tijuana-Mexicali, Baja California; Culiacán, Sinaloa; Villahermosa, Tabasco, y la Ciudad de México se rearticularon los mecanismos de coordinación entre instituciones nacionales y locales, lo que incluye traslado de equipos, personal de salud y mecanismos de redistribución de pacientes, como en la capital del país, donde se cuenta con un sistema, a través de Locatel y del número de emergencia 911, que permite canalizar pacientes a hospitales no saturados, sin importar si son o no derechohabientes.

Por regiones, López-Gatell detalló que, de acuerdo con las curvas epidemiológicas para la demanda de camas críticas, Cancún estaría próximo a salir de la epidemia, con un punto máximo en estas fechas, mientras Tijuana-Mexicali se reportan cerca de la parte de declive; Culiacán ya pasó su zona de pico, por lo que es posible que empiecen a notar la estabilización de casos. Agregó que en estos cuatro sitios están en el punto medio y esto quiere decir que ya se ve la luz al final del tunel.

Sin embargo, en el caso de Tabasco, aún están en el punto de estabilidad, no se están incrementando casos, pero aún no hay señal de descenso. En pocos días es posible una reducción de casos nuevos de terapia intensiva, consideró Hugo López-Gatell.