Estas personas son bañadas con grandes chorros de agua mientras celebran el Chupinazo, con motivo del día de San Fermín, en Pamplona, España.