México.-La distribuidora en Rusia de Rocketman, película biográfica sobre Elton John, admitió haber cortado varias escenas de sexo homosexual y consumo de drogas protagonizadas por el actor Taron Egerton.

"Hemos introducido cambios en la película para que vaya en consonancia con la legislación rusa", explicó un portavoz de la distribuidora Central Partnership a la agencia RIA Nóvosti. 

Críticos y espectadores denunciaron el caso de censura tras asistir en el cine Oktiabr en Moscú al preestreno de la cinta, que será estrenada en Rusia el 6 de junio.

Amnistía Internacional (AI) calificó en un comunicado de "censura homofóbica" el paso dado por la distribuidora y le pide restaurar todas las escenas borradas del filme. El ministro de Cultura, Vladímir Medinski, negó que su cartera tenga algo que ver con la censura y recordó que esas decisiones las toma siempre la compañía distribuidora.

"Nosotros no cortamos nada. Si usted se imagina al ministerio de cultura como una organización que corta toda la cinta con una tijera en la mano, esa es una idea falsa. Nosotros tenemos otras funciones", respondió.

El crítico de cine Timur Alíev lamentó que Rusia se parezca cada vez más a China en lo que se refiere a su intolerancia hacia el cine occidental. "Si ahí ensombrecen el rostro de los actores en la ceremonia de los Oscar y cortan episodios enteros de Bohemian Rhapsody, en nuestro país cortamos 20 minutos de largometraje que contienen escenas de sexo, consumo y tenencia de drogas", comentó.

Alíev recordó que la cinta es para mayores de 18 años, por lo que dichas escenas no pueden violar la ley vigente en este país, a lo que añadió que los cambios introducidos pueden influir en la impresión que se lleve el espectador de la obra en cuestión.

Según el diario Kommersant, la distribuidora censuró una escena de relación homosexual, todos los besos entre hombres y también donde Egerton consume drogas.

En su momento, Rusia aprobó una controvertida ley que prohíbe la propaganda de la homosexualidad, lo que llevó a censurar también una frase al final de la película que dice que Elton John, productor de la cinta, se cansó y vive felizmente con un hombre. Elton John actuó en varias ocasiones en Rusia y expresó su deseo de reunirse con el líder ruso, Vladímir Putin, para exponerle la situación del colectivo LGBT.

Putin, creyente confeso y defensor de los valores familiares tradicionales, ordenó prohibir que los homosexuales pudieran adoptar niños en Rusia, donde las autoridades buscan frenar cualquier intento de celebrar marchas de orgullo gay.

En los últimos años Rusia censuró varias películas como Fiesta, una comedia negra sobre el bloqueo de Leningrado, y la británica La muerte de Stalin, una sátira sobre las luchas intestinas que siguieron a la muerte del líder soviético en 1953.

Para combatir la propaganda de Hollywood, Rusia fomentó en los últimos años películas patrióticas sobre la Segunda Guerra Mundial, la conquista del espacio o los hitos de sus leyendas deportistas.