Ciudad de México.- Al menos 100 personas incendiaron la comandancia de la Policía municipal de Libres, Puebla, para que las autoridades les entregaran a un presunto delincuente para lincharlo.

Además, la turba quemó una camioneta de uso oficial que estaba estacionada afuera del Presidencia Municipal.

De acuerdo con las primeras investigaciones, una joven caminaba por las calles de la Junta Auxiliar Tehuatzingo, cerca de las 16:00 horas de ayer.

En ese momento, fue asaltada por dos adolescentes armados que viajaban a bordo de una motocicleta, lo cual causó la movilización de los vecinos de la zona.

A petición de la Policía municipal, agentes estatales acudieron parata captura a los delincuentes, pero sólo pudieron arrestar a uno cuando cayó de la moto, a la altura de unos campos de cultivo.

Asimismo, le aseguraron una pistola calibre 25, la cual arrojó al piso tras ver la presencia de los agentes policiacos.

No obstante, el grupo de pobladores incendió la motocicleta y le intentó quitar a los uniformados al presunto delincuente para lincharlo.

Por lo anterior, los agentes estatales trasladaron a Christian, de 17 años de edad, al Centro de Operación y Emergencias (COPEM) del Municipio de San José Chiapa.

Lo anterior ocasionó la molestia de los pobladores, quienes se trasladaron a las instalaciones de la Comandancia de la Policía ubicadas en el Ayuntamiento, cerca de las 17:20 horas.

Tras rociar la entrada con gasolina, la turba le prendió fuego, por lo que el Edil Enrique Cerón le pidió apoyo a las autoridades estatales.

Aunque el Alcalde intentó dialogar, los pobladores, que cargaban machetes y palos, le exigían que les entregara al presunto delincuente para hacer justicia con su propia mano.

Por lo anterior, rodearon a un grupo de diez policías municipales, quienes no resultaron lesionados ni heridos.

Un delegado de la Secretaría General de Gobierno (SEGOB) fue enviado para entablar una plática con la turba y llegar a un acuerdo.