México.- El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, reconoció que México y Estados Unidos lograran un acuerdo para evitar la aplicación de aranceles a productos mexicanos, pero expresó su inconformidad porque "en la frontera sur se nos pide cerrar la puerta para hacerle un oscuro favor" a ese país.

Lo que "es inmoral es el doble rasero de ambas fronteras. En la frontera norte pedimos que nos abran la puerta. Y en la frontera sur se nos pide cerrar la puerta para hacerle un oscuro favor a losEstados Unidos", expresó.

En su mensaje durante el Acto de Unidad en Defensa de la Dignidad de México y en Favor de la Amistad con el Pueblo de los Estados Unidos que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, manifestó que desde hace muchos años "no teníamos una relación tan accidentada con el gobierno del Estados Unidos".

Frente a la frontera más transitada del mundo y ante gobernadores, legisladores y el primer mandatario, expuso: “no podemos aceptar que la migración sea una palabra maldita, la migración es un derecho humano que debe ser respetado. Así lo consagran todas nuestras Constituciones, desde la de Morelos y en todos los tratados internacionales".

Al hablar a nombre del Congreso mexicano, aclaró que en la relación entre México y Estados Unidos no existe una sumisión sino una interdependencia, y destacó que también existe el derecho a no migrar, que significa la creación de opciones para que los ciudadanos no se vayan a otras naciones.

"Apenas podemos entender que (Donald) Trump quisiera desarticular nuestras relaciones económicas construidas durante tantos años, mediante aranceles que hubieran tenido efectos impredecibles en nuestra economía”, señaló.

“Tampoco podemos aceptar el lenguaje mentiroso que no quiere diálogo sino acciones, lo que significa que no tiene ninguna intención de llegar a acuerdos. Nosotros tenemos la fuerza de la razón y ellos la razón de la fuerza”, apuntó.