Ciudad de México.- La emergencia sanitaria presagia un mal escenario para el sistema educativo privado.

La Asociación Nacional de Escuelas Particulares estimó que un millón 960 mil alumnos y 194 mil 075 profesores serían los afectados por el posible cierre de más de 18 mil escuelas privadas a causa de la pandemia del covid-19.

Además, la estimación del cierre de escuelas privadas creció una vez que se supo que el regreso a clases será de manera virtual.

En caso de ser esto un hecho, las escuelas públicas deberán recibir a casi 2 millones de alumnos en sus aulas, los cuales muy posiblemente no tendrán cabida.

María Luisa Flores del Valle, presidenta de la Alianza para la Educación Superior, prevé que la matrícula caiga 40% en este nivel, lo que llevaría al cierre de planteles.

Rodrigo Guerra, de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior, dijo que se busca retener a alumnos con pagos a plazos, con bajo interés o extender becas.

Leonardo García, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, calcula que 800 mil alumnos migrarían al sistema público, sector que está saturado. Pidió al gobierno dar facilidades fiscales a los colegios privados.

Asociaciones de maestros y padres de familia advirtieron que el riesgo del cierre de escuelas particulares sigue latente y presagia un escenario poco sano para el sistema educativo.

Al respecto, Leonardo García Camarena, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), quien destacó que cerca de 800 mil alumnos migrarían al sistema educativo público, aseguró que a pesar de que el gobierno federal diga que puede recibir la ola de alumnos de escuelas privadas, no hay capacidad para hacerlo.