México.- Unos 100 mil litros de producción mensual en más de 45 cervecerías, dan cuenta del auge que vive la cerveza artesanal, cuya amplia gama de estilos conquista a consumidores locales y nacionales en la capital regiomontana y su área metropolitana.

Joel de León Becerra, promotor de Beer Bus Monterrey (tour turístico para conocer sitios y formas de producción de la cerveza artesanal), señaló a Notimex que este “boom” en el segmento tiene unos cuatro años, con emprendedores que iniciaron de forma casera, produciendo en sus cocheras, en ollas tamaleras y ahora lo hacen a mayor escala.

“Todo este movimiento artesanal cervecero estalla o viene su auge con el Festival de la Cerveza que se llevó a cabo en 2014. Este Festival de la Cerveza tuvo la presencia de alrededor de 15 cervecerías locales, algunas otras del país, algunas otras internacionales”, mencionó.

“Esto, empujó mucho a que toda la industria, todo el movimiento cervecero local, llevara un crecimiento constante, año con año”, dijo.

"Al día de hoy en Monterrey, profesionalmente, ya cervecerías establecidas, ya hay más de 45 y dentro de éstas, tenemos alrededor de 20 plantas de producción y con éstas, ya estamos teniendo mensualmente una producción estimada de 100 mil litros de cerveza”, precisó.

Ello, apuntó, “nos habla de una escena cervecera saludable, que ha estado creciendo constantemente, como comentaba, en 2015 contábamos con 15 cervecerías locales, año con año fueron incrementando, en 2015, el Festival de la Cerveza ha sido como nuestro indicador, porque ahí vemos cuántas cervecerías locales tenemos disponibles”.

El promotor de la cerveza artesanal regiomontana señaló que la mayor parte de la producción se queda para su venta en establecimientos locales enfocados a estos productos, lo cual permite fomentar este dinamismo en el sector.

“Algunas otras cervecerías también han estado distribuyendo su cerveza nacionalmente, Cervecería Propaganda, Cervecería Albur, Santa Lucía, se han estado enfocando a cubrir distintas ubicaciones dentro de toda la República Mexicana”, comentó.

“Otro de los puntos clave en el crecimiento de la cerveza –artesanal- en Monterrey, es la hermandad que existe entre cerveceros, actualmente hay dos asociaciones de cerveceros independientes, las cuales están buscando unir todas estas microcervecerías, estas cervecerías pequeñas”, comentó.

Lo anterior, “para poder llegar a empujar diversas propuestas de ley para poder tener más facilidades para la producción de cerveza artesanal”, cuyas firmas más importantes son las cervecerías Albur, Propaganda, Santa Lucía, Obelisco y Santa Co., expresó.

El promotor del tour en el “Beer Bus Monterrey” señaló que éste acerca a interesados en conocer la cerveza artesanal, sus orígenes, sabores y formas de producción, toda vez que a nivel local se elaboran 93 distintas cervezas, con 29 estilos diferentes.

Dentro del recorrido degustador del líquido ambarino, Jaime Luis Cantú Muzza, refirió que empezó a hacer cerveza hace 11 años “en la cochera de mi casa, en la superficie de mi asador”.

“Ahora ya tengo una cervecería en Monterrey, que se llama ‘4 Elementos’, empezamos a hacer cerveza antes de que hubiera tiendas de insumo en Monterrey, todo lo teníamos que conseguir en Estados Unidos y ha avanzado mucho ahorita, ya conseguimos todo en México”, detalló.

Recordó que hace 10 años a lo sumo, había cinco cerveceros artesanales y hoy hay un crecimiento impresionante con más de 40, “mucha gente quiere aprende a hacer cerveza, quiere aprender de cerveza artesanal y estamos viviendo una etapa histórica aquí en Monterrey en un crecimiento inusitado de cervezas nuevas”.

“Definitivamente el boom se da, por una influencia de Estados Unidos, Estados Unidos nos lleva 15 años de ventaja haciendo cerveza artesanal y yo creo que algunos regiomontanos y mexicanos empezamos a probar lo que hacían en Estados Unidos y quisimos traérnoslo aquí, entonces estamos haciendo algo propio con la cerveza”, indicó.

“Nosotros agarramos cuatro ingredientes base, agua, lúpulo, malta y levadura, pero cada cervecero le puede imprimir su personalidad, con diferentes cantidades de algún ingrediente u otro o inclusive agregar algo diferente, alguna especie, alguna hierba, para darle una característica especial a su cerveza”, comentó.

“Hay quien le pone hasta madera, hay quien le pone licores, lo meten en madera, le meten tomillo, no sé, vainilla, limón, cáscara de limón, cáscara de aguacate, hay infinidad de ingredientes que se le puede poner a la cerveza y es tan personal y único como el que la hace, igual que en la cocina”, resaltó el productor regiomontano de cerveza artesanal.

En ‘4 Elementos’ manejan estilos de cerveza tipo alemán, originarias de Colonia y Dusseldorf, y están por sacar una edición navideña estilo inglés-ruso.

En tanto, Oliver Cantú Rodríguez, encargado de Producción en Cervecería Obelisco, al noroeste de Monterrey, destacó que tienen distintos estilos de cerveza como Golden Ale, Red Ale, Chipotle Stout, Peste Negra, Lager, entre otras.

“Nuestra cerveza más vendida es la Red Ale, una cerveza color cobrizo, la gente tiende a asociar que la cerveza oscura es más fuerte que las claras, pero no, esta cerveza tiene más notas a caramelo, un poquito no tan amarga y tenemos una cerveza Stout que trae chipotle, que es también muy codiciada, no pica, pero deja al final unas notas como un poquito secas, tostadas”, explicó.

Manifestó que en dicha factoría tienen especial cuidado en la calidad del producto, “es lo más importante para nosotros, somos súper críticos cuando un lote no cumple con las normas, queremos que el consumidor tenga la mejor calidad posible, que nos distingan por eso”.

“Utilizamos 100 por ciento malta, tenemos malta de Estados Unidos y de Europa, al igual que los lúpulos, buscamos siempre asegurarnos que la calidad de nuestra materia prima sea la número uno para nosotros, porque teniendo productos de buena calidad desde el principio del proceso, nos va a dar a nosotros una cerveza con muy buena calidad”, enfatizó.

El ingeniero en alimentos resaltó este auge de la cerveza artesanal principalmente en Monterrey, una ciudad netamente cervecera, con el consumo per cápita más alto del país (65 litros por año).

Ahora, agregó, el consumidor “busca cervezas que no sean industriales, conocer a los que hacen la cerveza y que son cervezas que tiene más sabor y características diferentes”.

En la Cervecería Santa Co., Carlos Hernández, socio fundador, señala que a dos años y medio de iniciar el proyecto, para ellos es primordial producir lo máximo con los menores recursos posibles, aunque sin escatimar la calidad del producto.

Sus tres productos principales son Puerto del Aire, cerveza dorada con maltas caramelo, con aroma y sabores cítricos; Las Cruces, ligera de color dorado, con mezcla de sabores miel y caramelo de malta, con aroma lima-limón; y El Pinar, de tonalidad oscura con maltas tostadas y vainilla, con notas de café, nuez y chocolate.

Félix De León, otro de los socios de Santa Co., recordó que iniciaron la producción con lotes pequeños de 80 litros y ahora ya llegaron a lotes de 210 litros, para una elaboración mensual de mil 200 litros.

Resaltó que con la cerveza Las Cruces alcanzaron medalla de plata recientemente en un concurso nacional de “Cerveza México”.