El magisterio disidente de Guerrero exigió al secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, de los nombres de los 120 maestros del estado, de los 3 mil a nivel nacional, que serán despedidos por haber acumulado cuatro faltas consecutivas al participar en el paro indefinido en rechazo a la reforma educativa.

En conferencia de prensa, el líder en Acapulco de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), Walter Añorve, desestimó la cifra que dio este jueves la autoridad federal, pues dijo “son muchos más” loa maestros que están unidos a las acciones nacionales.

Además advirtió que mantendrán las acciones en el estado, como una marcha para el próximo jueves en Acapulco.

“Que de nombres de los maestros que van a despedir, porque solamente son formas de intimidar para poder salirse  por la tangente e ir disminuyendo números. Además quiero decirle que no son  120 los maestros que participaron en estos días, son miles de maestros que no estamos dispuestos a seguir tolerando la manera en que nos quieren pisotear”, dijo.

Como parte de las acciones que mantendrá la CETEG, aún y con la advertencia emitida por la SEP, está el brigadeo “masivo”, asambleas con padres de familia en los distintos centros educativos del estado, y según, Añorve Rodríguez, la actitud ha sido favorable a su movimiento.

Así como una marcha “por la unidad” para el próximo jueves 26 con el que “romperán todas las fracciones” que hay al interior de la CETEG, además para recordar un mes más de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.