Guerrero.- Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) repudiaron las declaraciones de algunos medios de comunicación por el fallecimiento del menor de tres años en un coche.

Ayer por la tarde, docentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) dejaron un niño de tres años de edad abandonado dentro de un carro que se encontraba en el estacionamiento de las instalaciones de los Servicios Educativos Acapulco-Coyuca para ir a manifestarse a la capital de Guerrero, donde alrededor de la una de la tarde el niño perdió la vida por asfixia.

En conferencia de prensa, Bautista Vázquez aseguró que continuarán en la lucha laboral con la CETEG pese a lo ocurrido. "La aclaración que deseamos hacer es el dolo con el que se refieren algunos medios amarillistas y personas que manifiestan con saña lo sucedido, también mencionan a nuestra organización, les decimos de manera enérgica que no vamos a permitir que este tipo de descalificaciones sigan avanzando como pirañas en este lamentable hecho", expresó Bautista Vázquez.

Señaló que ante esta desgracia la familia de su compañero Manuel, padre del menor, está más unida que nunca y le otorgó su respaldo. "Tu dolor nos duele Manuel, pero la lucha sigue adelante, Manuel. Amigo, la CETEG está contigo", señaló

El secretario general de la zona 31, Simón Mancilla Salas, lamentó los hechos y repudió las declaraciones, pues consideró que los medios “hacen en ocasiones leña del árbol caído".

De igual forma el hermano de Manuel, Julio Cesar Moyar Gaspar, repudió los señalamientos de dolo y saña contra su hermano Manuel, a quien defendió diciendo que en todo momento ha sido buen hermano, hijo y padre.