La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) llamó a los trabajadores de la Secretaría de Salud y otros sectores afectados por las reformas estructurales a unirse para detenerlas, porque sólo vienen a beneficiar a la burguesía como los “Mexicanos primero”, además de anunciar una marcha que se realizará este 30 de julio en Chilpancingo.

Walter Emmanuel Añorve Rodríguez, vocero de la CETEG en Acapulco, señaló que la marcha estatal del 30 de julio, es la primera etapa de rechazo a la evaluación “punitiva” que realiza la Secretaría de Educación Pública.

El dirigente cetegista también manifestó que están rechazando la militarización que existe en el estado de Guerrero, pues los tienen hostigados y golpeados por los elementos que deberían de cuidar y preservar la integridad de los mexicanos.

En una asamblea regional realizada en las instalaciones de los Servicios Educativos Acapulco- Coyuca, a la que asistieron unos 300 profesores afiliados a la CETEG, al SUSPEG, y docentes del nivel medio superior, donde se tomaron acuerdos para boicotear la evaluación de la reforma educativa, pues consideran que el gobierno federal con el fin de despedirlos, es por eso que no dejaran que esto pase y que siguen en pie de lucha.

También informó que se llevará a cabo un taller presentado por el jurista Martín Rodriguez Rodriguez, sobre la evaluación quien también se suma en apoyo a ellos.

Añorve Rodríguez agregó que están en una ruta de rechazo contundente de la evaluación docente, y en contra de la municipalización de la nómina de los compañeros del personal de asistencia a la educación y de todas las afectaciones que contra todos los sectores.

El vocero cetegista criticó el embate en Oaxaca con la desaparición del Instituto de Educación Pública de Oaxaca, que es con el fin de debilitar a la CNTE, pero están de pie y prueba de ello es que más de 75 mil maestros y trabajadores de la educación salieron a las calles junto con los padres de familia.