Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) bloquean un sentido de la glorieta de La Diana, en la Costera de Acapulco, y quemaron notificaciones para el proceso de evaluación, esto para exigir el pago de salarios que les fue retenido a por lo menos 600 docentes.

Como lo advirtieron desde el jueves pasado, el magisterio disidente marchó poco después de las 10:30 horas, desde las instalaciones de la Coordinación Educativa Acapulco-Coyuca hasta la glorieta de La Diana, en donde aún permanecen bloqueando.

Con mantas de rechazo a la reforma educativa y al proceso de evaluación, los maestros piden el pago de la primer quincena de mayo.

El jueves pasado, en conferencia de prensa, la maestra de la CETEG, Ana Elena Abarca, informó de la retención de salarios a más de 600 maestros del puerto de Acapulco, y dijo forma parte de las “medidas de presión” de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que desistan de su movimiento.

El magisterio disidente alista para este 15 de mayo el paro indefinido de labores en por lo menos tres estados del país, y acudirán a la Ciudad de México en donde harán acciones y se instalaran en plantón.