Guerrero.-Cientos de maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), marcharon por segundo día consecutivo en Chilpancingo y cerraron de manera simbólica el Congreso local.

La manfiestación fue parte de la jornada nacional de lucha para exigir juicio político a Enrique Peña Nieto y el rechazo al regreso de la exlideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo.

Los docentes de todas las regiones educativas inciaron la marcha a la una de la tarde por la avenida Rufo Figueroa hasta llegar al Palacio de Gobierno donde realizaron un primer mitin de protesta.

"Estamos exigiendo que se castigue la administración de Enrique Peña Nieto por todas las atrocidades contra los maestros de la Coordinadora, también rechazamos que la enemiga de los maestros, Elba Esther Gordillo, regrese a la dirigencia del SNTE", informó Arcángel Ramírez Perulero, dirigente estatal de la CETEG.

A nivel local, los docentes exigen una reunión con el gobernador Héctor Astudillo para atender su pliego petitorio y pidieron que se dote de maestros a las regiones educativas que no cuentan con recursos humanos.

"Por un lado las autoridades educativas dicen que las clases están cubiertas y por otra parte cada semana hemos visto protestas por falta de maestros en diversas zonas", indicó.

A lo largo de la marcha los maestros pintaron edificios públicos con leyendas de rechazo a Elba Esther Gordillo y para pedir que se asignen maestros en lugares donde no hay clases por falta de docentes.

Los manifestantes arribaron a la sede del Poder Legislativo en donde cerraron las puertas de manera simbólica para exigir la intervención del Congreso y se atiendan las demandas del sector educativo.

A la par de la marcha, otro grupo de maestros se dirigió a Casa Guerrero con el fin de buscar una reunión con el gobernador a donde llevaron las peticiones del magisterio disidente.