La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) vigila en mercados y tiendas de autoservicio del estado de Guerrero que el precio del limón no se dispare ante el desabasto que existe en algunas entidades.

El delegado en Guerrero de la Profeco, Saúl Montufar Mendoza informó que la vigilancia del precio de limón está dentro de las verificaciones de productos de la canasta básica.

Explicó que en otros estados hay desabasto de ese producto, que se está ofertando el kilo entre 59 y 60 pesos, mientras que en el estado se mantiene entre los 25 a los 39 pesos.

“Estamos checando el precio del limón porque está escaso en varios mercados del estado, no hay”, dijo.

Esas verificaciones, dijo el funcionario, forma parte de las 505 inspecciones a distintos giros comerciales, y en las que han colocado 62 sellos de suspensión a establecimientos.

En el caso de la tortilla, han multado a 26 negocios en Acapulco e Iguala por exceder el precio por kilo.

“Las tortillerías, en algunas colonias el precio del kilo de 16 a 17 pesos. Por eso estamos exigiendo a los industriales que nos justifiquen con la documentación el por qué del incremento cuando el gas y la luz no ha subido, por eso no tienen justificación”, apuntó.

Por otro lado, el 46 por ciento de las 699 quejas registradas por son hacía la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), compañías de telefónica y servicio de televisión por cable.

Detalló que el primer lugar en quejas por cobros indebidos lo tiene la CFE, y que ya lograron recuperar 1 millón y medio de pesos que fue rembolsado a los consumidores afectados.

En segundo lugar está la Capama, y quien regresó una cifra total de 300 mil pesos a consumidores.