México.-Dos adolescentes en China terminaron en la unidad de cuidados intensivos después de hacer muchas, muchas, sentadillas, según chinapress.com.

Así como lo lees, las dos adolescentes trataron de hacer 1,000 sentadillas cada una en un reto para ver quién podía hacer más flexiones.

El reto ha aparecido en YouTube, goza de mucha popularidad y está de moda entre los amantes del ejercicio, pero, definitivamente, no es para cualquiera.

Una de las chicas, por ejemplo, reportó dolor intenso en las piernas y descubrió que no podía doblarlas. Luego, cuando fue al baño, se dio cuenta que su orina se había vuelto marrón (muy oscuro), así que le pidió a su novio que la llevara al hospital. ¿Qué le pasó? La joven fue diagnosticada con rabdomiólisis.

La rambdomiólisis, conocida como Rabdo por quienes practican Crossfit, es “la descomposición del tejido muscular que ocasiona la liberación de los contenidos de las fibras musculares en la sangre. Estas sustancias son dañinas para el riñón y con frecuencia causan daño renal”.

El Rabdo es, curiosamente, representado por un payaso agotado y que presenta rasgaduras en los músculos, y quienes hacen grandes esfuerzos cuando se ejercitan pueden llegar a padecer esta enfermedad.
Cuando algún músculo sufre daño, una proteína llamada mioglobina es secretada en el torrente sanguíneo. Luego se filtra fuera del cuerpo por los riñones. Sin embargo, la mioglobina se descompone en sustancias que pueden dañar las células renales.

Según el sitio Medline Plus los problemas que pueden llevar a esta enfermedad son:

Lesiones por compresión o traumatismos
Consumo de drogas como cocaína, anfetaminas, estatinas, heroína o PCP
Enfermedades musculares genéticas
Extremos de la temperatura corporal
Isquemia o muerte del tejido muscular
Niveles bajos de fosfato
Convulsiones o temblores musculares
Esfuerzo intenso como correr una maratón o hacer calistenia
Procedimientos quirúrgicos prolongados
Deshidratación grave

En entrevista sobre el caso para Live Science el dr. Bruce Cohen, oficial médico del FBI, explicó que si tuviera que medir la cantidad de proteína muscular en la sangre después de una carrera de 8 kilómetros, sería mayor que al inicio de la competencia. La diferencia es que con la rabdomiólisis, sus riñones no pueden manejar la gran cantidad de fibras musculares muertas en la sangre.