México.- La impunidad de los narcotraficantes en México llega a niveles insospechados. Aunque Joaquín “El Chapo” Guzmán está encarcelado en una prisión de máxima seguridad en EEUU por una vida de ilícitos, sus hijos siguen gozando de la gran vida con fiestas excéntricas.

Una cuenta de Instagram atribuida a Iván Archivaldo Guzmán, hijo del fundador del Cártel de Sinaloa, publicó el video de una fiesta en la que se regalaron coches deportivos, artículos de lujo, además de que hubo comida y música bulliciosa al aire libre.

El obsequio del cártel incluía un vehículo Honda Civic, que en México se vende en 350,000 pesos (USD 18,000) aproximadamente.

La cuenta atribuida al presunto narcotraficante, también contenía una foto de bolsas de plástico llenas de golosinas y una etiqueta adherida: “Que esta época de Navidad este llena de felicidad. Que en tu hogar se encienda la luz de la Fe y el Amor. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, te desea Iván Archivaldo”.

Otra publicación —que ya no está en línea— presentó una de las canciones más descargadas de la historia, Feliz Navidad de José Feliciano.

La repartición se produjo en la temporada de posadas navideñas, en la que durante nueve días los mexicanos celebran con comida, colaciones y piñatas.

Una semana antes del improvisado evento, los gatilleros al mando de Los Chapitos, interrumpieron sus actividades habituales y en lugar de colgar cadáveres torturados de los puentes y sembrar de cabezas cortadas las plazas, se dedicaron a repartir despensas y juguetes a los pobladores. “¡Gracias Don Iván!", gritaron los menores al unísono mientras recibían las dádivas.

Los regalos de Iván Archivaldo fueron similares a los que su infame padre, “El Chapo” Guzmán, hacía en la época decembrina mientras lideraba el poderoso Cártel de Sinaloa.