#Suave Patria

Chapo podría desenmascarar a políticos, militares y policías

Por Redacción, 2018-11-01 16:42

México.- Llegó la hora para el Chapo. El que para muchos se perfila como “el juicio del siglo” arrancaría este 5 de noviembre en Brooklyn, Nueva York, en una corte federal en la que, por espacio de tres a cinco meses, se ventilarán algunos de los secretos más oscuros del narcotráfico mexicano. Si bien en este proceso no se permitirán cámaras y el capo no desfilará por las escalinatas de la corte como lo hicieron los mafiosos de la familia Gambino en los años noventa, la seducción del narco no tiene precedentes.

A las 7 de la mañana de ese día, si todo sale acorde a lo previsto, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán dejará su celda en el Centro Correccional Metropolitano en Manhattan para cruzar el puente de Brooklyn en un convoy de camionetas blindadas, vigilado desde el cielo por uno o varios helicópteros. Para evitar cualquier intento de asesinato, llevará casco y chaleco antibalas, mientras que estará protegido por varios francotiradores apostados en edificios estratégicos a lo largo de los tres kilómetros que separan la cárcel del juzgado federal.

Ese, el juzgado Theodore Roosevelt para mayor detalle, será el campo de batalla en el que el fiscal del Distrito Este de Nueva York, Richard P. Donoghue, y los abogados de Guzmán Loera, Eduardo Balarezo y Jeffrey Lichtman, se disputarán el destino del capo mexicano ante el juez Brian Cogan y un jurado por seleccionar que permanecerá en el anonimato durante todo el juicio.

Con procesos similares como antecedente, el saque de juego queda claro: Donoghue buscará la mayor sentencia posible (cadena perpetua), acusando al líder criminal de haber sumido en una guerra violenta a México y asesinar a por lo menos 30 personas directamente, además de envenenar a miles de estadounidenses. Balarezo y Lichtman tratarán de convencer al jurado de que el exlíder del Cártel de Sinaloa no representa un riesgo tan grande para la sociedad y que ha sido víctima de una conspiración para presentarle como un monstruo. Ello, en busca de aminorar la sentencia que pende sobre su cabeza.

“Es como un juego de ajedrez”, confía un abogado de capos. Todas las fuentes consultadas para este texto declinaron ser nombradas por motivos de seguridad o para evitar represalias.

Por supuesto, nadie duda del resultado final: culpable. En un proceso como este, según antecedentes, un narco mexicano tiene prácticamente nulas posibilidades de eludir una condena.

“No hay escenario en el que El Chapo gane esto y todos lo saben”, afirma el abogado consultado. “Fue una locura que haya decidido ir a juicio en Nueva York. Tiene demasiado en contra”. De manera estratégica, el fiscal Donoghue atrajo todas las acusaciones pendientes contra el capo, incluidas causas judiciales en California, Texas, Nueva Hampshire, Illinois, Florida y Texas.

Pero a la par del espectáculo del proceso judicial, lo que ocurra en el juzgado también será un punto de atención para decenas de funcionarios públicos en distintos países. Porque hoy una de las dudas que priva es ¿qué tanto lodo salpicará el juicio? ¿Cuántos nombres de políticos, militares y policías corruptos que protegieron o colaboraron con el capo saldrán a relucir? La respuesta puede ser: mucho y muchos.

Media docena de memorandos judiciales de la Fiscalía de Nueva York consultados por Bloomberg Businessweek México dan cuenta de cómo el Departamento de Justicia ha confeccionado un robusto expediente nutrido, no solo por décadas de investigaciones, sino por testimonios de algunos de los colaboradores más cercanos del Chapo Guzmán, dispuestos a tomar el estrado para revelar detalles íntimos del funcionamiento de su imperio, desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari hasta el de Enrique Peña Nieto.

A saldar cuentas con Dámaso López

Entre los testigos protegidos que colaborarán en el juicio, confirmaron fuentes del gobierno, está Dámaso López, ‘El Licenciado’, viejo confidente de Guzmán, y con quien mantiene una violenta confrontación desde hace dos años.

Por sí solo, su testimonio apunta a ser muy comprometedor, pues participó en buena parte de las decisiones de más alto nivel del Cártel de Sinaloa durante más de dos décadas.

Pero la colaboración de López con las autoridades estadounidenses va más allá. Es la clave del juicio: la voltereta de bando será la norma y no la excepción durante este proceso, en el que todo apunta a que distintos operadores del Cártel se alinearán en contra de su viejo jefe.

Gracias al sistema de premios y castigos que prima en la justicia estadounidense, el incentivo a cooperar con las autoridades es fuerte. Para muestra, nuevamente ‘El Licenciado’, quien hoy está recluido en una prisión estatal de Virginia, después de haberse declarado culpable por el delito de importación de cocaína. Está a la espera de su sentencia, programada justo para finales de noviembre, unas semanas después de que inicie el juicio de Guzmán Loera. Su condena podría verse sustancialmente reducida si da información útil en contra de su expatrón. En un escenario optimista, quizá menos de 10 años.

Como el testimonio de Dámaso, distintos documentos preparatorios apuntan a que se tiene prevista una cascada de defecciones y traiciones de personajes a los que Washington ha buscado convencer en las últimas semanas de sumarse a su programa de protección de testigos, a cambio de información que robustezca el caso.

“Algunos de los testigos (…) viven en locaciones que el gobierno y estos testigos han mantenido secretas al Cártel”, se explica en un memorando fechado el 21 de septiembre pasado. “Otros testigos se encuentran ya encarcelados y en el programa de protección a testigos y por ende se encuentran en unidades de protección y custodia en sus respectivas cárceles a la luz del gran riesgo que se desprende para sus vidas debido a la naturaleza de su testimonio específico”.

Entre las evidencias que se espera terminen ventilándose en las semanas venideras se encuentran los sobornos a funcionarios públicos para permitir el paso de cargamentos de droga por toda la región, así como de aquellos servidores que asistieron en al menos cuatro escapes del Chapo: dos de prisión, en 2001 y 2015, uno de una redada organizada por la Policía Federal en Los Cabos, en 2012, y otro, en Los Mochis, en 2014.

Chapo Chapo podría desenmascarar a políticos, militares y policías

No solo eso: la fiscalía de Nueva York acusará a Guzmán Loera de haber intentado huir de nueva cuenta a finales de 2016, poco antes de su extradición a Estados Unidos, según una llamada interceptada en la que “habló con familiares y otros conspiradores acerca de sobornar a funcionarios para conseguir que le movieran a otra prisión de México de la que pudiera fácilmente escapar”.

Esta declaración concuerda con el traslado de Guzmán Loera de la prisión del Altiplano a la de Ciudad Juárez, a mediados de ese año.

Junto a estos elementos, se acusará al sinaloense de una treintena de homicidios, numerosos secuestros, varios casos de tortura y el asesinato directo de dos sicarios de los Zetas “a los que ejecutó con un disparo en la cabeza”. ¿De dónde proviene esa información? Nuevamente, la precisión de los datos (se incluyen detalles de cómo se deshizo de los cuerpos, por ejemplo) indican que hay un colaborador en su entorno inmediato.

“El gobierno espera testimonio de múltiples testigos que colaborarán dando detalles sobre cómo el acusado siguió traficando con drogas y corrompiendo a funcionarios de distintos niveles después de que fue arrestado en 1993 (…) también después del arresto de febrero de 2014”, señala otro memorando enviado por la Fiscalía de Nueva York al juez Cogan.

La lista de servidores públicos que apoyaron a Guzmán Loera durante su dilatada carrera es tan potencialmente explosiva como extensa e imposible de predecir. Pero puede extenderse a América, Europa, Asia y Oceanía, en donde han sido halladas y desarticuladas decenas de células del Cártel de Sinaloa a lo largo de la última década y media.

“Podemos esperar muchos nombres”, asegura una fuente de inteligencia. “Por supuesto que los estadounidenses ya los conocen por sus actividades de espionaje, pero eso no evitará que se mencionen durante el juicio. Todo dependerá de qué tanto ruido quieran generar y si el Chapo quiere negociar o no”.

Lo cierto es que, bajo casi todos los escenarios, se avecina una inédita y sensacional lluvia de revelaciones en el juicio que arrancará en la corte federal de Brooklyn. Se trata del proceso judicial de mayor perfil vinculado a narcotráfico en las últimas décadas, desde que Carlos Lehder, uno de los fundadores del cártel de Medellín, fuera enjuiciado a finales de los años ochenta.

Los memorandos judiciales adelantan que prácticamente toda la carrera del Chapo será sometida a escrutinio: desde sus años mozos en Sinaloa, cuando se le conocía como “El Rápido”, por su capacidad para movilizar paquetes de droga, hasta su última etapa en libertad, tras escapar del penal del Altiplano en 2016.

El gobierno estadounidense se ha trazado como objetivo reconstruir el ascenso del Cártel de Sinaloa hasta convertirse en una de las organizaciones criminales más poderosas del planeta, con miles de operadores distribuidos por una veintena de países del mundo.

Y de ahí, de remover el pasado, es de donde puede surgir más de un secreto.

Más allá del mito del narco mexicano

El centro del espectáculo por venir yace en el carácter combativo que Guzmán Loera ha mantenido desde que fue entregado a Estados Unidos en 2016. Su necedad tiene el potencial de abrir una ventana al mundo del narco mexicano.

A diferencia del silencio al que accedieron otros capos de primer nivel que fueron extraditados, como Osiel Cárdenas, Eduardo Arellano Félix, Alfredo Beltrán Leyva o Édgar Valdéz Villarreal, el Chapo se ha mantenido inamovible: insiste en su inocencia y ha decidido enfrentarse al aparato judicial estadounidense sin declararse culpable.

Esa tozudez da vía a que el proceso judicial tome un curso más detallado, con testigos, expertos, documentos, videos y evidencias presentadas ante el jurado. Son elementos que, en otro escenario, habrían permanecido sin salir a la luz pública, lo que da a Washington la oportunidad para desplegar todo su arsenal.

Los testigos que participarán a favor del gobierno se encuentran en extremo peligro

Richard P. Donoghue, fiscal del Distrito Este de Nueva York

Y este es copioso. Para el proceso, el gobierno de Donald Trump ha preparado un extenso catálogo de evidencias que mezclan información obtenida por sus aparatos de espionaje y datos obtenidos por múltiples traiciones que cometieron, o están por cometer, personajes del primer círculo del Chapo.

Por ejemplo, un memorando fechado el pasado 4 de octubre, establece que el gobierno pretende introducir en el juicio comunicaciones interceptadas por agentes estadounidenses y de otras nacionalidades, además de correos electrónicos y mensajes de texto, incluidos algunos enviados a través de los teléfonos BlackBerry personales del Chapo y de varios de sus lugartenientes.

También hay varias imágenes satelitales del rancho de Guzmán, en Durango, ubicado gracias a la entrevista realizada por Sean Penn y Kate del Castillo en octubre de 2015. “Esta evidencia permitirá mostrar los esfuerzos del acusado para ocultarse y sus actividades criminales, porque revelará que la entrevista fue grabada en una locación remota y demostrará los medios y riqueza derivados de la actividad criminal. Por ejemplo, las imágenes mostrarán el tamaño del rancho, que incluye una plataforma de aterrizaje para helicópteros”, se adelanta en el memorando remitido a la corte a principios de octubre.

Se anticipa que al menos medio centenar de personas rendirán testimonio por parte del Departamento de Justicia.

Las identidades de los testigos se mantienen bajo estricta reserva, pero incluyen agentes de inteligencia, especialistas del FBI y la DEA, así como lugartenientes del Cártel y varios sicarios que ya han negociado con la autoridad.

“Durante el juicio, el gobierno espera obtener testimonio de múltiples testigos colaboradores acerca de la conducta criminal del acusado. Específicamente, sobre actos de tortura y secuestros cometidos por el acusado (…) actos violentos que se relacionan con el acusado (…) y evidencia de narcotráfico por parte del acusado antes de enero de 1989 y después de septiembre de 2014”, se establece en otro informe fechado el 30 de mayo.

Chapo amenaza a testigos para que no hablen de más

Pero el ajedrez tiene dos jugadores. Y mientras la fiscalía mueve sus piezas, los abogados de Guzmán Loera también: presuntamente han comenzado a intimidar testigos para evitar que rindan su testimonio. Algunos han sido amenazados de muerte, de acuerdo con los testimoniales enviados al juez Cogan.

El primer mensaje de amenaza llegó por WhatsApp al celular de la abogada de TC4 (Testigo Colaborador 4) la tarde del 23 de septiembre pasado.

“¿Sabes que el gobierno traicionó a tu testigo? Nos vemos en la corte”, se leía en el mensaje.

La intimidación no venía de un número anónimo, sino del celular de Balarezo. “El mensaje que envió el abogado no puede ser leído más que como un intento de asustar o intimidar a un potencial testigo”, sostiene la fiscalía en un memorando fechado el 29 de septiembre. Balarezo y Lichtman fueron buscados para este artículo, sin embargo no respondieron a la petición de comentario.

En el documento firmado por el fiscal Donoghue, se detalla no solo la presión que ha comenzado a ejercer el equipo del capo para evitar que ciertos de sus excolaboradores tomen el estrado y rindan un testimonio potencialmente incriminatorio, sino las extremas medidas de seguridad que se tendrán que implementar para evitar que, por ejemplo, sean asesinados.

“Los testigos que participarán a favor del gobierno se encuentran en extremo peligro”, advirtió Donoghue. “El peligro al que se enfrentan ha sido narrado en numerosas órdenes previas. Por ejemplo, el acusado intentó silenciar a un testigo al secuestrar a miembros de su familia (…) o intentó asesinar a múltiples testigos colaboradores, además de asesinar a los hijos de otro testigo”.

Ante ese peligro, “el gobierno busca prohibir la diseminación de fotografías y de dibujos a carbón de las rostros de los testigos que tomen el estrado del juicio. La distribución de estas imágenes incrementaría el peligro para todos los testigos del gobierno, al igual que sus miembros familiares.”.

Parte del espectáculo que se vivirá, muy pronto, en el juzgado de Brooklyn.

Con información de El Financiero.

Link de reportejo original: http://www.elfinanciero.com.mx/bloomberg-businessweek/chapo-juicio-traiciones

#Suave Patria

Alertan por brote de epidemia de rickettsia en Tlaltizapán, Morelos

Tras la implementación de un cerco sanitario en la comunidad, la Secretaría de Salud estatal detectó tres posibles casos más.

Por Héctor Raúl González, 2018-11-14 16:21

Morelos.- Un brote de Rickettsia ha dejado como saldo dos personas muertas y tres posibles casos de contagio en el municipio de Tlaltizapán, perteneciente a la zona sur de Morelos.

Las dos víctimas mortales son un adolescente de 16 años de edad y su abuelo, quienes fueron picados por garrapatas alojadas en vacas de la comunidad de Pueblo Nuevo.

“Esta campaña surge a raíz de dos casos que tuvimos el mes pasado con un diagnóstico de probable Dengue, un joven de 16 años hospitalizado en el IMSS de Cuernavaca fallece. La Secretaría de Salud hace las pruebas pertinentes y descarta el diagnóstico de Dengue, sin embargo busca alguna enfermedad con los síntomas semejantes y da positivo a Ricketssia.

“Derivado de ello, porque no solo fallece un joven, sino fallece también el abuelo, quienes vivían juntos en el mismo domicilio, son emitidos los dos diagnósticos como ricketsiosis”, dijo Rosario Gálvez Castillo, directora de Salud en el municipio.

Tras la implementación de un cerco sanitario en la comunidad, la Secretaría de Salud estatal detectó tres posibles casos más.

“Se encuentran tres familiares más, dos primos y un tío, en otra vivienda, pero con síntomas similares también, que son muy parecidos a los del Dengue. Se toma una primera muestra, que ya está en proceso, y se inicia un cerco sanitario vivienda por vivienda en toda la comunidad, buscando nuevos casos”, expresó la directora.

Ante este brote y tras el registro de los dos fallecimientos, ganaderos de la región temen que el brote se extienda a otras comunidad del municipio.

“Estamos un poco preocupados porque la mera verdad de esto no se había sabido, sí hemos tenido la garrapata en el ganado, pero nunca había habido un deceso como está pasando ahorita”, dijo José Luis Centeno Zúñiga, presidente de la Asociación Ganadera Local General Municipal de Tlaltizapán.

Por ahora el Cabildo aprobó destinar un presupuesto de 600 mil pesos para implementar una campaña para desparasitar a las reses y perros del municipio.

“Cuando nos damos cuenta de esta situación de inmediato convoco al Cabildo en pleno, les pido el apoyo para buscar recursos de cómo podíamos atacar esta enfermedad, porque es una enfermedad prácticamente, esta epidemia que se hace por parte de las garrapatas, convoco al cabildo y le hago el planteamiento, les hago la propuesta de tomar recurso del mismo Faede, que es precisamente para los productores, para los agricultores, para los artesanos ese recurso que está etiquetado para ello y del mismo cuero las correas, de ahí tomamos el recurso.

“Hago la propuesta de utilizar 600 mil pesos, deben de saber ustedes y los productores que hay un proyecto y un presupuesto de 600 mil pesos para darle la atención a todo el ganado del municipio, aproximadamente tenemos un total de 3 mil, 3 mil 500 reses adultas y menores. Pero también vamos a atacar el tema de los perros”, dijo el Edil David Salazar Guerrero.

Las reses de las principales comunidades ganaderas del municipio serán tratadas para evitar que el brote prolifere, como Acamilpa, Temimilcingo, Huatecalco, San Miguel 30, Santa Rosa, Emiliano Zapata y Otilio Montaño.

“Conozco el tema, yo soy productor ganadero, sé de la situación, sé de lo que estoy hablando, sé de la problemática, sé de lo que significa y además decirle que hoy en estas temporadas cuando terminan las lluvias es cuando la garrapata se reproduce a manos llenas en todos los corrales, no hay un corral del estado que digan que no hay garrapata, no nomás en Tlaltizapán”, dijo el Edil.

#Suave Patria

Chapo ordenó golpear a su propia familia, sus armas preferidas tenían diamantes

Alegan que Ismael ‘El Mayo’ Zambada, quien sigue en libertad, fue el verdadero culpable.

Por Redacción, 2018-11-14 15:40

México.-Joaquín ‘ El Chapo ‘ Guzmán fue un despiadado jefe criminal que ordenó golpes a sus propios seres queridos y sus armas preferidas incluían una pistola con diamantes incrustados y un AK-47 dorado, según ha escuchado un tribunal.

Guzmán, considerado el mayor narcotraficante del mundo desde la muerte del colombiano Pablo Escobar, está siendo juzgado en Nueva York bajo acuerdos de seguridad draconianos luego de escapar dos veces de la prisión en México .

Se enfrenta a 11 cargos de tráfico, armas de fuego y lavado de dinero en lo que se espera sea un juicio de más de cuatro meses.

Saludó a su bella reina esposa, Emma Coronel, con quien se le ha prohibido tener cualquier contacto directo o comunicación, cuando la vio en la corte el martes.

Guzmán está acusado de liderar el cártel de Sinaloa y convertirlo en la organización criminal más grande del planeta y usar su propio ejército privado para eliminar a sus rivales.

Se les dijo a los jurados que escucharían detalles escalofriantes de cómo Guzmán operó durante el juicio, incluso cómo convirtió partes de México en zonas de guerra mientras luchaba contra sus rivales para ampliar su alcance.

El fiscal federal adjunto Adam Fels dijo a los miembros del jurado que se enterarían de cómo Guzmán disparó personalmente a dos miembros de un cartel rival y les ordenó que los tiraran a los agujeros y los quemaran.

Pero la defensa de Guzmán afirma que no controlaba nada y es un chivo expiatorio para el verdadero líder del cartel de Sinaloa, Ismael ‘El Mayo’ Zambada, que sigue en libertad porque sobornó a los presidentes mexicanos.

Tanto el presidente saliente de México, Enrique Peña Nieto, como su predecesor, Felipe Calderón, negaron haber aceptado sobornos del cártel de Sinaloa.

#Suave Patria

Viajan más de cien niños sin familiares en Caravana Migrante

Save the Children advirtió que “pueden ser sujetos a redes de trata, de tráfico de órganos, de tráfico sexual, etcétera, ese es el gran riesgo”.

Por Redacción, 2018-11-14 15:14

México. Notimex.- La primera caravana de migrantes centroamericanos lleva con ella a 106 niños y niñas sin familiares o personas que los acompañen, lo que los hace más vulnerables a redes de trata y tráfico de órganos, señaló la asociación Save the Children.

En el marco del lanzamiento de la campaña #SantaEresTú para apoyar el desarrollo de la primera infancia en México, la asociación internacional mencionó que durante la estancia de la primera caravana en la Magdalena Mixhuca se pudo detectar la cifra aunque “seguramente son más”.

“Pueden ser sujetos a redes de trata, de tráfico de órganos, de tráfico sexual, etcétera, ese es el gran riesgo”, recalcó en entrevista la directora de Alianzas México y América Latina de Save the Children, Mariana Valdés Riveroll.

Sin embargo, explicó que migrar en una caravana es menos riesgoso que hacerlo de manera aislada, ya que entre los integrantes se ofrecen protección.

Sobre el muy posible escenario de que los niños y niñas no puedan ingresar a Estados Unidos, la representante de la asociación internacional destacó que será necesario preparar estrategias para los menores de edad que viajan solos.

“Tendremos que buscar programas para que puedan insertarse en familias o ver cómo puedan regresar a sus comunidades, pero que no regresen a la misma violencia o la misma pobreza que ya estaban viviendo”, abundó.

Valdés Riveroll destacó que migrar es un derecho, pero también un riesgo por lo que se debe fortalecer entre la población la importancia de permanecer en sus comunidades y que para ello, los gobiernos deben otorgar las condiciones necesarias para vivir.

Explicó que la problemática de la migración de niños solos no es nueva, pues Save the Children implementa desde hace siete años un programa de prevención a la migración infantil no acompañada.

Por su parte, la directora general de Save the Children, María Josefina Menéndez Carbajal, sostuvo que 28 por ciento de los migrantes han ingresado al país son niños y niñas.

“La cifra continúa más o menos en esa misma proporción en la segunda caravana y en la tercera, no tenemos información de la cuarta pero pensamos que ha disminuido y que hay más hombres que mujeres”, agregó.