#Suave Patria

Chapo y Zambada usaban a policías para atacar a cárteles rivales

El Vicentillo explicó que su padre y el principal acusado tenían influencia sobre las autoridades policiales y las utilizaban a su antojo.

Por Redacción, 2019-01-04 12:50

México.- Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael Mayo Zambada utilizaron a la Policía para que esta se enfrentara con los hombres de los cárteles rivales de los hermanos Beltrán Leyva y los Carrillo Fuentes en la guerra que mantuvieron en México, aseguró hoy el hijo del Mayo, Vicentillo Zambada.

En su segunda jornada de comparecencia ante la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, en Brooklyn, Zambada, uno de los principales testigos en el juicio contra El Chapo, explicó que su padre y el principal acusado tenían influencia sobre las autoridades policiales, y que las utilizaban a su antojo.

Zambada detalló cómo durante el conflicto con sus rivales, en 2008, se dedicaban a buscar localizaciones, oficinas y casas de seguridad de las bandas rivales, y cómo transferían la información al Gobierno, la Policía Federal Preventiva (PFP) y la Policía Militar.

De acuerdo con Vicentillo, de esta forma se aseguraban neutralizar a sus enemigos sin necesidad de entrar en choques armados ellos mismos, ya que si identificaban una oficina o casa de seguridad con 15 o 20 personas, ellos tendrían que haber enviado por lo menos al doble de sicarios para acabar con ellos, según su testimonio.

Preguntado por la Fiscalía, el testigo explicó que gracias a la connivencia con las fuerzas de seguridad y el control sobre las autoridades, el Mayo, El Chapo y Vicentillo se aseguraban deshacerse de sus contrarios.

El objetivo del cártel de Sinaloa en esta guerra con los Beltrán Leyva y los Carrillo Fuentes era encontrar cuantas más oficinas de sus contrarios y «mandar a la gente a pelear», detalló Zambada, que enumeró a alguno de los pistoleros fieles a El Chapo como El Negro, Fantasma, Chino Antrax o M1.

Tras el inicio de la guerra, en el mes de abril de 2008, contó Vicentillo, solo pasó dos meses más en Culiacán -la ciudad más grande de Sinaola, en el norte de México-, ya que sus contactos le detallaron que había un piso franco de pistoleros de los hermanos Beltrán Leyva cerca de la casa donde Zambada vivía.

Allí encontraron fotos del coche de su mujer, a la que estaban siguiendo cuando llevaba a sus niños al colegio para secuestrarla, matarla y enviarle su cabeza, según el testigo, que hoy declara por segundo día consecutivo en el juicio por narcotráfico contra El Chapo.

#Suave Patria

Luis Pérez Gómez, único mexicano que luchó en Europa contra Hitler

El 6 de junio de 1944, en el histórico “Día D», el jalisciense formó parte del Desembarco de Normandía.

Por Redacción, 2019-06-16 09:27

México. Notimex.- La pasión de Luis Pérez Gómez por volar lo llevó a la Real Fuerza Aérea Canadiense, murió en combate y tras más de cinco décadas, en 2001, fue reconocido como el único piloto mexicano que luchó en Europa en la Segunda Guerra Mundial, aunque la mayoría de los mexicanos no lo conocen.

El 6 de junio de 1944, en el histórico “Día D», el jalisciense formó parte del Desembarco de Normandía, una operación militar de los aliados en Francia, con más de 150 mil soldados estadunidenses, británicos y canadienses, que dio inicio a la liberación de los territorios de Europa Occidental ocupados por los nazis.

Este domingo 16 de junio se cumplirán 75 años de la muerte del piloto, cuyo paradero permaneció desconocido por décadas, hasta que en 2001 logró ubicarlo quien fue su novia, la canadiense Dorothy O’Brien, que tras perder a su ser amado entabló una relación y se casó con un marino canadiense.

El historiador Alfonso Flores, vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Estudios Aeronáuticos Latinoamericanos (SMEAL), estimó que en México no se le rinde homenaje por desconocimiento, pero el piloto merece ser recordado, y precisó que su experiencia “para muchos ha sido algo totalmente novedoso”.

El experto explicó en entrevista con Notimex que de la misma manera en que hubo “braceros y muchos otros (que) se fueron de voluntarios a la guerra», sin que el gobierno de la época tuviera control sobre ello, el piloto se enroló para participar en la contienda.

Pérez Gómez nació en Jalisco el 8 de octubre de 1922, llegó a la Ciudad de México, tras la muerte de su madre, para vivir con sus tías y trabajar como cajero de un banco.

Intentó sin éxito ingresar a la Fuerza Aérea Mexicana y a la aviación en Estados Unidos, hasta que materializó su meta en 1942 en Canadá.

“Su gran sueño fue ser piloto, en mayo de 1942, cuando México le declara la guerra a Alemania y a los (otros dos) países del Eje: Japón e Italia, él se interesa por participar. No puede hacerlo en México, se va de voluntario a Canadá, sin hablar inglés, pero lo aceptan con la condición de que aprenda”, explicó.

Tras graduarse en Canadá, fue asignado a volar aviones de combate y trasladado luego con su Escuadrón a Inglaterra, cuando los países aliados planeaban el desembarco de Normandía.

Luis fue asignado a un avión británico Spitfire IX, con el que empezó a operar misiones incluso antes del desembarco del 6 de junio, en apoyo a barcos o bombarderos, y luego, el 15 de junio, la aeronave fue enviada a una pista de Normandía, para las acciones aliadas ya desde territorio francés.

El piloto tenía una relación sentimental con una chica, Dorothy O’Brien, a quien dejó como referencia cuando partió al frente de guerra, y que fue la persona notificada de su desaparición, primero, y luego de su muerte en combate.

El avión de Luis formaba parte de un contingente de cuatro aeronaves que el 16 de junio se encontraron con ocho alemanas, con las cuales se enfrascaron en lo que se conocía entonces como una “pelea de perros”, y al final el aparato se desplomó en la pequeña comunidad de Sassy.

Los pobladores recogieron su cuerpo, le quitaron sus credenciales para evitar que los alemanes lo identificaran, y lo sepultaron en la iglesia de la población con la idea que era inglés o canadiense, por lo cual le colocaron una placa como Piloto de Canadá.

Su exnovia Dorothy se casó años después con un marino, y ya en su jubilación decidió visitar las sepulturas de los soldados de Estados Unidos, Canadá e Inglaterra, en Francia, donde en 2001 ubicó la tumba de Pérez Gómez a través de una comunidad de amigos, y pudo identificarlo como mexicano.

El historiador señaló que el 16 de junio de 2004, en la conmemoración de los 60 años del desembarco de Normandía, Dorothy, acompañada de algunos veteranos y familiares, notificaron a la Embajada de México en Francia sobre su hallazgo.

“Es la primera vez que el gobierno mexicano se entera que había un mexicano” entre los militares caídos en la Segunda Guerra Mundial en territorio europeo, según Flores.

Refirió que en el pequeño poblado de Sassy hay ahora una plaza llamada “Pérez Gómez” y sólo en 2004 se le recordó en México.

“Nunca más se volvió a hacer nada”, apuntó el especialista, pero merecería «por lo menos que se difundiera y se conociera la historia de este joven mexicano».

#Suave Patria

Madres de víctimas en Tierra Blanca se sienten desamparadas sin Rochín

“No sé qué piense el señor presidente reduciendo los recursos para tantas familias», expresó la madre de un joven desaparecido.

Por Redacción, 2019-06-16 09:20

México. Notimex.- Con la salida de Jaime Rochín del Rincón de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, las madres de las víctimas del caso Tierra Blanca, Veracruz, temen quedar a la deriva y en lugar de avanzar sufran un retroceso, expresó Columba Arroniz González, madre del joven desaparecido Bernardo Benitez Arroniz.

“El maestro Rochín del Rincón, desde que inició nuestro caso Tierra Blanca, nos acompañó en todo el proceso; hasta ahora no se han cumplido todas las recomendaciones que dictó la Comisión Nacional de Derechos Humanos, así que con la salida de Rochín del Rincón tardarán más en cumplirse tales recomendaciones”, declaró en entrevista telefónica para Notimex.

Lamentó que en este caso las madres de los cuatro jóvenes y una adolescente, desaparecidos de manera forzada el 11 de enero de 2016 en Tierra Blanca, Veracruz, se queden a menos de la mitad del cumplimiento de las recomendaciones, a lo que se suma que todavía necesitan ayuda psicológica, médica, escuela para sus otros hijos, entre otras ayudas.

“Ahora que los limita de todo este nuevo gobierno, vemos cada vez más difícil todo el apoyo que las víctimas necesitamos, el cual que es mucho.

“No sé qué piense el señor presidente reduciendo los recursos para tantas familias que buscan desesperados a sus hijos y que necesitan un apoyo, sobre todo psicológico para seguir tratando de hacer nuestra vida lo más normal que se pueda, si se puede llamar así”, dijo Arroniz González.

Mencionó que lo mismo ocurrió cuando Roberto Campa Cifrián, quien era subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, se fue a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social: las víctimas de personas desaparecidas ya no conocieron a la persona que quedó en lugar del subsecretario y mucho menos hubo comunicación del gobierno hacia los familiares de los desaparecidos.

#Suave Patria

Las Patronas de México tildan a Trump de loco

Desde hace 24 años y sin ganar dinero a cambio, el colectivo Las Patronas atiende a los migrantes que viajan encima de peligrosos trenes de cargas por México.

Por Redacción, 2019-06-15 16:08

México.- Desde hace 24 años y sin ganar dinero a cambio, el colectivo Las Patronas atiende a los migrantes que viajan encima de peligrosos trenes de cargas por México, pero nunca habían visto una situación como la actual: «Trump está loco», aseveran.

En un pequeño albergue de paredes rosadas ubicado a escasos metros de la vía que atraviesa la comunidad de Guadalupe (estado de Veracruz), estas 12 mujeres preparan comida a diario para lanzar a los migrantes que viajan a bordo del tren conocido como La Bestia.

Desde 1995, Las Patronas viven pendientes del silbido del tren que viene del sur, el cual no tiene horarios fijos, y han desarrollado un oído tan fino que escuchan a La Bestia cuando todavía está a algunos kilómetros de distancia.

«Si ellos no se cansan de migrar, nosotras no tenemos derecho a descansar», cuenta este sábado a Efe Norma, cuya madre fue quien comenzó la tarea de auxiliar a las personas que viajan durante días encima de los vagones de carga bajo las inclemencias del tiempo para alcanzar Estados Unidos.

Al escuchar que viene el tren, Las Patronas y otros voluntarios corren con enorme celeridad hacia la vía, donde algunos maquinistas reducen la velocidad para facilitar que los migrantes puedan agarrar las tortas (bocadillos), el arroz y las botellas que les lanzan.

Tras estas dos décadas de trabajo intenso, Norma tiene muy claro que «la migración nunca va a parar y cada vez es más complicado el tema».

Según cuenta, antes solo pasaban migrantes centroamericanos, mayormente de Honduras, Guatemala y El Salvador, mientras que ahora el flujo es «mucho más diverso» puesto que se han sumado haitianos, cubanos y venezolanos, entre otros.

Desde mediados del año pasado, aumentaron considerablemente las caravanas de migrantes que atraviesan México hacia Estados Unidos, lo que ha provocado serias tensiones diplomáticas entre los gobiernos mexicano y estadounidense.

La situación llegó a su límite a inicios de junio, cuando el jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles a las exportaciones mexicanas, algo que el Gobierno de México evitó con la promesa de frenar a los migrantes.

«Ahorita con esto del arancel… Este señor es un loco, lo tengo aquí», dice Norma indignada mientras sitúa uno de sus dedos entre ceja y ceja.

Esta ‘patrona’ critica que Trump actúa como si Estados Unidos fuera una «empresa» y lamenta que «no está haciendo lo que tendría que hacer», al restringir la llegada de migrantes a su territorio.

«No está pensando en la gente, le vale un cacahuete lo que opina la gente», cuenta Norma, quien lleva muchos años viendo cómo los migrantes arriesgan sus vidas en los trenes.

Un ejemplo de ello es Edwin, un hondureño de unos 50 años que anda por el albergue de Las Patronas cojeando y evitando mediar palabra con el resto de personas.

Este migrante con la mirada perdida explica a Efe que se cayó de La Bestia intentando subir al tren en marcha. A diferencia de otros migrantes que fallecen, él pudo salvar su vida pero no su rodilla.

Por suerte, Las Patronas lo ayudaron, lo llevaron a un hospital y ahora lo hospedan en su humilde albergue. Aunque no desiste de llegar a Estados Unidos tiene una cosa clara: «no me vuelvo a subir ni loco».

Debido a los altos índices de violencia en el oriental estado de Veracruz, cada vez es más común que los trenes circulen de noche para evitar asaltos, cuenta Julia, una integrante de Las Patronas que regenta una pequeña tienda de alimentación para financiar el albergue.

Julia, que también vive al lado de la vía, se sumó al colectivo hace 17 años, después de que un chico hondureño le suplicara «un taquito y bendiciones», algo que le «partió el corazón» e interpretó como un llamado de Dios para ayudar a los migrantes.

Muchos vecinos de esta conservadora comunidad de Veracruz ve con recelo la llegada de migrantes y la labor de las Patronas, contra quienes han metido «cizaña», señala Julia.

«Nos dicen que si estamos locas, que si cometemos un delito. Pues si alimentar a los migrantes de mi bolsillo es un delito, soy culpable», responde contundente Norma.

Y reprocha que haya gente que critique a los migrantes por estar «enojados»: «Estas personas no han comido ni han tomado agua en días. ¿Cómo quieres que te sonrían? Dales comida y te darán una cara bonita porque les habrás alimentado el alma», concluye.