México, Notimex.-El charape, bebida a base de pulque y piloncillo, muestra tendencia al alza en su producción, y la tradición de prepararla pasa de generación tras generación entre los habitantes de la comunidad de Villa Guerrero, municipio de Cadereyta.

Arturo Francisco Gijón Ocampo, Mayordomo I de Villa Guerrero, dijo en entrevista para Notimex, que el charape data de la década del 50 del siglo pasado, cuando a algún lugareño se le ocurrió combinar el pulque con el piloncillo para crear una bebida dulce, pero pegadora.

"El charape es una bebida tradicional de nuestra comunidad, cuyos productores preparan con pulque, piloncillo, anís, canela y clavo y le dan un tiempo de maduración de dos a tres meses, a fin de lograr su completa fermentación", explicó. Gijón Ocampo explicó que en algunas otras comunidades e incluso, en regiones del estado de Michoacán utilizan algunos otros ingredientes, pero la base es pulque y piloncillo, de ahí su sabor dulce.

Comentó que Villa Guerrero es una comunidad muy pequeña, enclavada en el semidesierto queretano, donde unas 50 o 60 familias se dedican a la producción artesanal del charape, misma que han transmitido a las nuevas generaciones.

"Se trata de un sector humilde de la economía local, donde los productores trabajan de forma artesanal desde la obtención del aguamiel extraídos del agave pulquero; una vez que se extrajo el aguamiel se lleva al tinacal, donde se da el proceso de fermentación, que puede durar hasta tres meses", dijo.

Arturo Francisco Gijón Ocampo relató que cuando es el cambio de Mayordomía, el charape cumple una misión preoponderante. "Somos 16 parejas de mayordomos que estamos al servicio en Villa Guerrero, cuya labor el día del cambio de la Mayordomía otorgamos aproximadamente 90 litros por pareja a nuestros compañeros nuevos, es un regalo de vida", hizo hincapié.

Indicó que los niños saben producir el charape y conocen la cultura de este producto artesanal, lo degustan en menor medida por tratarse de una bebida con alcohol, "y estamos seguros que con ello la tradición no se perderá".