México.-[Luego de ocho años de no haber escrito nada nuevo en su repertorio lírico, y a cuatro años de haber sido galardonado con el Nobel de Literatura, el norteamericano Robert Allen Zimmerman, cuyo “verdadero” nombre (y aquí no hay alegoría alguna) es Bob Dylan, quien cumple 79 años de edad el próximo 24 de mayo, ha dado a conocer, por fin, una nueva canción suya…]

La nueva canción del Nobel literario Bob Dylan

versión al castellano de Lillian van den Broeck

“Saludo a mis admiradores y seguidores con gratitud por todo su apoyo y lealtad a través de los años. Esta es una canción inédita que grabamos hace un tiempo y que puede ser de su interés. Manténganse a salvo, permanezcan atentos y que Dios esté con ustedes”, escribió Dylan en un tuíter el pasado 27 de marzo como un regalo para distraernos un poco de la epidemia mundial.

Después de ocho años, Bob Dylan, premio Nobel de Literatura 2016, nos entrega una obra épica: “Murder most foul”, título tomado de Hamlet, la obra de Shakespeare, de un dialogo entre el personaje central y el espectro de su padre que le exige vengarse: “El asesinato más cruel, como en el mejor de los casos; pero el más cruel, extraño y antinatural”.

En esta canción, de 17 minutos, de manera desconcertante, devastadora y apocalíptica, Dylan nos relata el asesinato del presidente estadounidense John F. Kennedy en noviembre de 1963, e incluye un recuento de 60 años de historia popular: canciones, citas, obras y personajes.

Ha regresado Bob Dylan. Nos hacía falta esta canción.

Murder most foul (El asesinato más cruel)

Era un día oscuro en Dallas, noviembre del 63,

un día que vivirá en la infamia.

El presidente Kennedy se encontraba en la cima.

Era un buen día para vivir y un buen día para morir.

Ser conducido al matadero como un cordero de sacrificio.

Él dijo: “Un momento, muchachos, ¿saben quién soy?”

“Por supuesto que sí, sabemos quién eres”.

Luego le volaron la cabeza cuando aún se encontraba en el auto,

derribado como un perro a plena luz del día.

Era una cuestión de tiempo y el tiempo fue exacto.

Tienes que pagar las deudas, hemos venido a cobrar.

Vamos a matarte con odio, sin ningún respeto.

Nos burlaremos de ti, te sorprenderemos

y te lo echaremos en cara.

Ya tenemos a alguien aquí para que ocupe tu lugar.

El día que le volaron los sesos al rey

miles de personas estaban mirando,

y nadie vio nada.

Sucedió tan rápido, tan rápido, por sorpresa.

Justo ahí, ante los ojos de todos.

El truco de magia más grandioso jamás realizado a la luz del Sol.

Perfectamente ejecutado, hábilmente realizado.

Hombre Lobo, ¡oh!, Hombre Lobo,

¡oh!, aullido de Hombre Lobo.

¡Rub-a-dub-dub, es un asesinato de lo más cruel!

Silencio, pequeños, lo entenderán.

Ya vienen los Beatles, te van a tomar de la mano.

Deslízate por el barandal, ve a buscar tu abrigo.

El transbordador cruza el Mersey y va hacia la garganta.

Hay tres vagos que vienen todos vestidos con harapos.

Recoge los pedazos y baja las banderas.

Voy a Woodstock, es la Era de Acuario.

Entonces iré a Altamont y me sentaré cerca del escenario.

Saca la cabeza por la ventana,

deja que los buenos tiempos pasen.

Hay una fiesta detrás de Grassy Knoll.

Amontonar los ladrillos, verter el cemento.

No digas que Dallas no te quiere, Señor Presidente.

Pon el pie en el tanque y pisa el acelerador.

Intenta llegar al paso subterráneo triple.

Cantante de cara negra, payaso de cara blanca.

Mejor que no muestren sus caras

después de que el Sol se ponga.

En el distrito de la luz roja

tienen a un policía haciendo la ronda...

Vivir una pesadilla en la calle Elm.

Cuando estés en Deep Ellum

pon tu dinero en tu zapato...

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti.

Dinero en la casilla, dinero que quema...

Dealey Plaza, gira a la izquierda.

Voy a los cruceros, voy a pedir un aventón.

El lugar donde la fe, la esperanza y la caridad murieron.

Dispárale mientras corre, muchacho.

Dispárale mientras puedas.

Mira si puedes dispararle al hombre invisible.

Adiós, Charlie.

Adiós, Tío Sam.

Francamente, mi Scarlet, me importa un bledo.

¿Cuál es la verdad y adónde se fue?

Pregúntale a Oswald y a Ruby, ellos tendrían que saber.

“Cierra la boca”, dijo el viejo búho sabio.

Los negocios son los negocios,

y es un asesinato de lo más cruel.

Tommy, ¿puedes oírme?

Soy la Reina del Ácido,

estoy viajando en una gran limusina Lincoln negra...

En el asiento trasero, junto a mi esposa...

Dirigiéndonos directamente a la vida después de la muerte.

Me inclino hacia la izquierda,

tengo la cabeza en su regazo.

Espera, me están llevando a una especie de trampa...

Donde no pedimos cuartel,

y no daremos cuartel.

Estamos justo al final de la calle donde vives...

Mutilaron su cuerpo, y le sacaron el cerebro.

¿Qué más podrían hacer?

Se agolparon sobre el dolor...

Pero su alma no está allí donde se suponía que estaba...

Durante los últimos cincuenta años

han estado buscando eso.

Libertad, ¡oh!, libertad…

La libertad por encima de mí.

Odio tener que decírselo, señor,

pero sólo los hombres muertos son libres.

Envíame algo de amor, no me mientas.

Tira el arma en la alcantarilla y pasa de largo...

Despierta, pequeña Suzie, vamos a dar una vuelta.

Crucemos el río Trinity,

mantengamos viva la esperanza.

Enciende la radio, no toques los botones.

El hospital de Parkland, solo seis millas más.

Me tienes mareado, Miss Lizzy,

me llenaste de plomo.

Esa bala mágica tuya se me ha subido a la cabeza.

Sólo soy un chivo expiatorio como Patsy Cline.

Nunca le disparé a nadie por delante o por detrás.

Tengo sangre en el ojo, tengo sangre en el oído...

Nunca voy a llegar a la nueva frontera.

La película de Zapruder la he visto antes.

La he visto treinta y tres veces, tal vez más.

Es vil y engañosa.

Es cruel y es mezquina.

La cosa más fea que jamás hayas visto.

Lo mataron una vez y lo mataron dos veces.

Lo mataron como si fuera un sacrificio humano.

El día que lo mataron, alguien me dijo:

“Hijo, la era del Anticristo acaba de iniciar”.

El Air Force One está entrando por la puerta.

Johnson tomó protesta a las 2:38 horas.

Avísame cuando decidas tirar la toalla.

Es lo que es, y es el asesinato más cruel.

¿Qué hay de nuevo, gatito?

¿Qué dije?

Dije que el alma de una nación ha sido desgarrada.

Y comienza a decaer lentamente...

Y que han pasado treinta y seis horas desde el Día del Juicio Final.

Wolfman Jack está hablando en lenguas.

Él sigue y sigue a pleno pulmón.

Tócame una canción, Sr. Wolfman Jack,

tócala para mí en mi largo Cadillac,

tócame esa “Only the good die young”,

lléveme al lugar donde colgaron a Tom Dooley,

toca “St. James Infirmary” y “The port of King James”.

Si quieres recordar,

es mejor que escribas los nombres.

Toca a Etta James, también.

Toca “I’d rather go blind”.

Tócalo para el hombre con la mente telepática.

Toca John Lee Hooker.

Toca “Scratch my back”.

Tócalo para el dueño de ese club de striptease llamado Jack

Guitar Slim bajando despacio.

Tócalo para mí y para Marilyn Monroe.

Toca “Please don’t let me be misunderstood”.

Tócalo para la Primera Dama, no se siente bien.

Interpreta a Don Henley.

Toca a Glenn Frey.

Llévalo al límite y déjalo pasar.

Tócalo para Karl Wirsum, también.

Mirando lejos, muy lejos en la Avenida Down Gallow.

Toca la tragedia, toca “Twilight Time”.

Llévame de vuelta a Tulsa a la escena del crimen.

Toca otra y “Another one bites the dust”.

Toca “The Old Rugged Cross” y “In God We Trust”.

Monta el caballo rosa por ese largo y solitario camino.

Párate ahí y espera a que su cabeza estalle.

Toca “Mystery train” para el Sr. Misterio.

El hombre que cayó muerto como un árbol sin raíces.

Tócalo para el reverendo.

Tócalo para el pastor.

Tócalo para el perro que no tiene amo.

Toca a Oscar Peterson.

Toca Stan Getz.

Toca “Blue sky”.

Toca a Dickey Betts.

Toca Hot Pepper, Thelonious Monk,

Charlie Parker y toda esa chatarra.

Toda esa chatarra y “All that jazz”.

Toca algo para el Hombre Pájaro de Alcatraz.

Interpreta a Buster Keaton.

Interpreta a Harold Lloyd.

Interpreta a Bugsy Siegel.

Interpreta a Pretty Boy Floyd.

Apuesta los números,

juega con las probabilidades.

Toca “Cry me a river” para el Señor de los Dioses.

Juega el número 9.

Juega el número 6.

Tócalo para Lindsey y Stevie Nicks.

Toca a Nat King Cole.

Toca “Nature Boy”.

Toca “Down in the boondocks” para Terry Malloy.

Toca “It happened one night” y “One night of sin”.

Hay doce millones de almas que están escuchando.

Interpreta “El mercader de Venecia”.

Pon el “Mercader de la muerte”.

Toca “Stella by Starlight” para Lady Macbeth.

No te preocupes, Señor Presidente,

la ayuda va en camino.

Ya vienen tus hermanos,

habrá que pagar un infierno. ¿Hermanos? ¿Qué hermanos?

¿Qué es esto del infierno?

Diles: “Estamos esperando, sigue viniendo”.

También los atraparemos.

Love Field es donde aterrizó su avión.

Pero nunca se despegó del suelo...

Fue un hecho difícil de seguir, sin igual.

Lo mataron en el altar del Sol naciente.

Toca “Misty” para mí y “That old devil moon”.

Toca “Anything goes” y “Memphis in june”.

Toca “Lonely at the Top” y “Lonely are the brave”.

Tócalo para Houdini que gira en su tumba.

Toca a Jelly Roll Morton.

Toca “ Lucille”.

Toca “Deep in a dream”.

Y toca “Driving Wheel”.

Toca “Claro de Luna” en Fa sostenido.

Y “A key to the highway” para el rey en el arpa.

Toca “Marching through Georgia” y “Dumbaroton’s drums”.

Juega a “la oscuridad y la muerte vendrá”.

Toca “Love me or leave me” del gran Bud Powell.

Toca “The blood-stained banner”.

Toca “Murder most foul”.