México.-La canción “Despacito” interpretada por Luis Fonsi en colaboración con Daddy Yankee y que fue lanzada a inicios de 2017, ha roto fronteras; desde ser designada la canción oficial para promocionar a Puerto Rico, pasando por la viralización del video en que unos amigos italianos la cantan en su auto, hasta ser cantada por el canadiense Justin Bieber.

Esta vez la canción ha llegado al continente asiático, en donde una versión en mandarín ya ha causado furor en las redes sociales de aquella región. La versión es una colaboración entre Luis Fonsi y el cantante de Singapur establecido en Taiwán JJ Lin, y se trata de una interpretación más conservadora que la versión original en español.

El video que fue subido hace cinco días a la plataforma VEVO y al momento de publicar esta nota, contaba ya con 2.4 millones de visitas.

A pesar de que el diario taiwanés Taiwan News aseguró este martes que el lanzamiento en mandarín es una estrategia “muy inteligente” por parte de Fonsi, algunos consideran que la versión llega tarde.

La letra de la versión en mandarín fue compuesta por Harry Chang y es “más conservadora y menos sensual que la original en español, quizá para adaptarse al mercado de China continental”, compartió Rigel Pérez, profesor de español en Taiwan.

La canción original que amplió sus horizontes primero con la colaboración de Justin Bieber en abril de 2017, que la catapultó al escenario mundial, ahora llevará como portavoz a JJ Lin en aquella región, quien posee una gran fama en el mundo de habla china.

Ha sido uno de los cantantes en chino más galardonado en festivales y con el lanzamiento de su último álbum llamado “Message in a Bottle” (“Mensaje en una botella”) en noviembre pasado, en un mes vendió casi medio millón de copias en formato digital.