#Trendy

Chepe, el último tren de pasajeros en México

El tren sale de Chihuahua los lunes, jueves, sábado y regresa martes, viernes y domingo. Durante el recorrido se pueden apreciar tres visiones continentales, los tarahumaras, los menonitas y los indios mayos.

Por Redacción, 2018-11-09 15:30

Chihuahua, (Notimex).- Sonando su clásico silbato y emitiendo una intensa columna de humo, el tren Chihuahua-Pacífico se abre camino entre puentes, barrancas, túneles y montañas, en una ruta considerada una obra maestra de la ingeniería mexicana.

Construido en 1961 e inaugurado en 1962, el Ferrocarril Chihuahua-Pacifico, popularmente conocido como Chepe, es el único transporte férreo de pasajeros que corre todavía en México, entre los estados de Chihuahua y Sinaloa, aunque el objetivo hoy en día es más de tipo turístico.

El Chepe inicia su travesía en la capital de Chihuahua y termina en Los Mochis y viceversa, haciendo paradas en distintos poblados y mostrando a sus usuarios increíbles paisajes que van desde bosques, río, lagunas, montañas y barrancas.

En su trayecto de 673 kilómetros, que recorre a una velocidad de 80 kilómetros por hora en promedio, hay 37 puentes y 86 túneles, desde la Sierra Tarahumara a las Barrancas del Cobre, internacionalmente conocidas por ser cuatro veces más grandes que el Cañón del Colorado.

Transporta al año cerca de 80 mil personas, entre ellos a la población tarahumara, así como a 90 mil turistas, de los cuales el 40 por ciento es extranjero, en especial de Estados Unidos, Canadá y Europa.

El tren sale de Chihuahua los lunes, jueves, sábado y regresa martes, viernes y domingo. Durante el recorrido se pueden apreciar tres visiones continentales, los tarahumaras, los menonitas y los indios mayos.

También hay una impresionante ruta gastronómica, que va desde comer carne y chile con queso en Chihuahua, hasta los deliciosos mariscos en Sinaloa.

El recorrido inicia a las 06:00 de la madrugada, y con la obscuridad a cuestas, decenas de personas hacen fila para entrar a la estación Chihuahua y emprender el viaje hasta Los Mochis o bien, bajarse en alguna estación y pasar algunos días ahí.

Ejemplo de ello es la estación Divisadero es el punto medio del recorrido del Chepe, se ubica en el kilómetro 622 de su ruta y es la estación preferida de los pasajeros para bajar y tomarse la foto frente a las Barrancas del Cobre, en una vista a 180 grados.

Ahí se encuentra el parque Aventuras de Barrancas del Cobre, que cuenta con un teleférico de tres kilómetros de longitud, siete tirolesas y dos puentes colgantes, además de paseos en bicicleta, cuatrimoto o a caballo. También se encuentra un restaurante con terraza de cristal.

Mientras que en la estación Creel se ubica el Valle de los Hongos, famoso por sus formaciones rocosas, además del Lago de Areko y diversas cascadas. A su vez, Batopilas es un lugar lleno de misticismo y leyendas, famoso por su historia minera y porque fue la segunda población en México en tener luz eléctrica.

Posada, San Rafael, Cuiteco, Bahuichivo, Témoris y El Fuerte son otras estaciones llenas de historia y cultura, hasta finalmente llegar a Los Mochis.

Una forma de vida para los tarahumaras

Además de fomentar el turismo, el Chepe representa una forma de vida para las comunidades indígenas del norte del país, y que de otra manera estarían aislados del mundo sin el paso del tren.

Las vagones que corren en esas vías significan un aire de esperanza y bienestar para los tarahumaras, que aprovechan la derrama económica dejada por los turistas al ofrecerles servicios como guías, carga de maletas y venta de artesanías.

Por ejemplo, en los 10 a 15 minutos que para el Chepe en Divisadero o Creel, mujeres con faldas (sipúchaka de pliegues) y blusas holgadas, así como niños, se agolpan en las ventanillas del tren para ofrecerles manzanas, refrescos, frituras, artesanías, y en algunas ocasiones pedir cinco pesos para “posar” para la foto.

La tradición entre los tarahumaras es que las mujeres elaboren ollas de barro y jarros, pero también usan la palma y la palmilla para tejer canastas de diversos tamaños, que son las que ofrecen a los turistas.

Historia

El 11 de junio de 1987 por Decreto del Ejecutivo Federal, el Ferrocarril Chihuahua al Pacífico pasó a formar parte del sistema ferroviario nacional.

Mientras que en junio de 1997, el Gobierno federal otorgó al Ferrocarril Pacífico-Norte los títulos de concesión por 50 años para operar y explotar la vía troncal Pacífico-Norte y la ruta corta Ojinaga-Topolobampo (Chihuahua- Pacífico).

Cabe resaltar que en mayo pasado entró en funcionamiento Chepe Express, un concepto premium del Ferrocarril Chihuahua Pacífico.

Así, el Chepe se niega a enterrar la historia de los ferrocarriles de pasajeros en el país y junto con el futuro Tren Maya, encabezará una nueva historia de los trenes en México.

#Oh-La-La

Portada de Playboy apuesta por la diversidad sexual

Ezra Miller en tacones y orejitas es la portada de Playboy.

Por Redacción, 2018-11-16 16:16

México.-La revista Playboy está decidida a dejar atrás la época en la que mujeres voluptuosas aparecían desnudas en su portada y apostar por la diversidad y el romper estereotipos y qué mejor que hacerlo que con Ezra Miller.

El actor que se encuentra promocionando Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald posó en tacones y con las orejas del icónico conejito para una serie de fotografías que pretenden hacer difusa la línea entre género masculino y femenino.

Las imágenes están acompañadas de un texto en el que Miller, uno de los jóvenes actores de Hollywood más prometedores, habla sobre la relación poliamorosa que tiene con hombres y mujeres, pues no se identifica con una orientación sexual en particular.

Según el texto, las orejas de conejo, las mallas de red y los tacones del número 14 fueron idea del actor, quien se ha caracterizado por usar atuendos en la alfombra roja que van más allá de un simple traje sastre a la medida. Puedes leer la entrevista completa en esta liga.

 Portada de Playboy apuesta por la diversidad sexual

La revista Playboy está decidida a dejar atrás la época en la que mujeres voluptuosas aparecían desnudas en su portada y apostar por la diversidad y el romper estereotipos y qué mejor que hacerlo que con Ezra Miller.

#Trendy

Iceberg gigante se desprende de glaciar de Antártida

El gigantesco iceberg B-46 es más tres veces más grande que Manhattan.

Por Redacción, 2018-11-16 16:06

México.-Un avión de la Agencia Espacial de los Estados Unidos (NASA por sus siglas en inglés) sobrevoló el gigantesco iceberg B-46, tres veces más grande que Manhattan, que se desgarró del cada vez más inestable glaciar antártico de Pine Island a finales de octubre.

El 29 de octubre, el National Ice Center, que rastrea los icebergs con fines de navegación, estimó el área de superficie del B-46 en 122 kilómetros cuadrados, aunque las imágenes satelitales y el vuelo de la Operación IceBridge mostraron que el iceberg principal ya está comenzando a romperse.

Las plataformas de hielo, las zonas de hielo glaciar flotantes que rodean gran parte de la Antártida, hacen que los icebergs formen parte del proceso natural del hielo que fluye hacia el mar.

Pero los científicos también están observando de cerca para ver si la frecuencia de los eventos de parto está cambiando con el tiempo.

A fines de 2016, IceBridge vio una grieta que comenzaba en el tronco de aproximadamente 33 kilómetros de ancho del glaciar Pine Island.

Tomó un año para que la grieta se formara por completo y el iceberg llamado B-44 se separara en septiembre de 2017.

La grieta que se convertiría en B-46 se notó por primera vez a fines de septiembre de 2018 y el iceberg se separó un mes después.

Pine Island ahora ha expulsado icebergs importantes en 2013, 2015, 2017 y 2018. Antes de ese tramo, el glaciar estaba experimentando importantes eventos de este tipo cada seis años.

Según la investigación de la NASA, Pine Island y el cercano glaciar Thwaites contribuyen aproximadamente con 1 milímetro por década al aumento del nivel del mar a nivel mundial, ya que su flujo de hielo al mar se ha acelerado en los últimos años.

#Ciencia y tecnología

Lo que no debes comer si quieres bajar de peso

nvestigadores destacan que las dietas bajas en carbohidratos pueden mejorar el éxito del tratamiento de la obesidad, especialmente entre las personas con alta secreción de insulina.

Por Redacción, 2018-11-16 15:13

México.-Las dietas bajas en carbohidratos pueden ayudar a mantener la pérdida de peso al aumentar la cantidad de calorías quemadas, según un estudio. Este efecto puede mejorar el éxito del tratamiento de la obesidad, especialmente entre las personas con alta secreción de insulina (nivel de insulina 30 minutos después de consumir una cantidad estándar de glucosa), explican los autores de la investigación.

Se sabe bien que el gasto de energía disminuye con la pérdida de peso, ya que el cuerpo se adapta al disminuir el metabolismo y quemar menos calorías, lo que a menudo resulta en la recuperación del peso. Pero se sabe poco sobre cómo la composición de la dieta influye en esta respuesta adaptativa a largo plazo.

Una teoría (conocida como el modelo de carbohidratos e insulina) es que los incrementos recientes en el consumo de alimentos procesados y con alto índice glucémico desencadenan cambios hormonales que aumentan el hambre y elevan las probabilidades de que las personas suban de peso.

Para comprender mejor el papel de la composición dietética en el gasto de energía, los investigadores dirigidos por Cara Ebbeling y David Ludwig, del Hospital de Niños de Boston, en Estados Unidos, se propusieron comparar los efectos de las dietas que varían en la proporción de carbohidratos y grasas en el gasto de energía durante un periodo de 20 semanas.

El ensayo incluyó a 234 adultos con sobrepeso de 18 a 65 años de edad con un índice de masa corporal (IMC) de 25 o más que participaron en una dieta inicial para perder peso durante aproximadamente diez semanas. De estos, 164 lograron la pérdida de peso objetivo de alrededor del 10 por ciento del peso corporal y luego fueron asignados al azar para seguir una dieta alta (60 por ciento), moderada (40 por ciento) o baja (20 por ciento) de carbohidratos durante 20 semanas.

Cada participante recibió comidas completamente preparadas con un contenido similar de proteínas y grasas. Luego, los investigadores rastrearon el peso de los participantes y midieron el gasto de energía para comparar cómo quemaron calorías los diferentes grupos con el mismo peso.

Después de ajustar los factores potencialmente influyentes, encontraron que, durante las 20 semanas, el gasto total de energía fue significativamente mayor en los participantes de la dieta baja en carbohidratos en comparación con la dieta alta en carbohidratos.

Los participantes en la dieta baja en carbohidratos quemaron entre 209 a 278 kilocalorías por día más que los de la dieta alta en carbohidratos, o un aumento de alrededor de 50 a 70 kilocalorías por día por cada 10 por ciento de disminución en la contribución de carbohidratos a la ingesta total de energía.}

La composición de la dieta afecta a la energía

En aquellos con la mayor secreción de insulina al inicio del estudio, la diferencia en el gasto total de energía entre las dietas altas y bajas en carbohidratos fue aún mayor: hasta 478 kilocalorías por día, en consonancia con el modelo de carbohidratos e insulina.

Si este efecto persistiera “se traduciría en una pérdida de peso estimada de 10 kilogramos después de tres años, suponiendo que no haya cambios en la ingesta de calorías”, escriben los autores. Las hormonas involucradas en el balance de energía (grelina y leptina) cambiaron de una manera potencialmente ventajosa en los participantes asignados a la dieta baja en carbohidratos en comparación con los asignados a la dieta alta en carbohidratos.

Dieta vegetariana ayuda a mantener bajo control diabetes tipo 2

Los autores señalan algunas limitaciones del estudio y no pueden descartar la posibilidad de que algunos de los efectos observados puedan deberse a otros factores no medidos. Sin embargo, dicen que este gran ensayo muestra que la composición de la dieta parece afectar al gasto de energía independientemente del peso corporal.

Una dieta con bajo índice glucémico y alta en grasas podría facilitar el mantenimiento de la pérdida de peso más allá del enfoque convencional de restringir la ingesta de energía y fomentar la actividad física”, concluyen. Y requieren una investigación adicional para explorar más estos efectos y desarrollar intervenciones apropiadas de comportamiento y ambientales para su traducción a la salud pública.