México.-Javier Chicharito Hernández abrazó su corazón y, por primera vez, habló sobre el fallecimiento de su abuelo Tomás Balcázar, a quien le dedicó unas emotivas palabras a través de un Instagram Live y para lo cual no ocultó su profundo dolor. El delantero, quien debido a la crisis por la pandemia de coronavirus no pudo viajar a Guadalajara, detalló cómo ocurrió el deceso del ícono del fútbol mexicano.

"Fue un proceso de dos días. Inicio sintiéndose mal, vomitando. Mis tíos lo llevaron al hospital y el diagnóstico era que tenía una hernia que estaba bloqueando el intestino y que no podía trabajar muy bien. Después lo operaron, pero la sorpresa era que su colón estaba destrozado, gangrenado, era tarde cuando se dieron cuenta. Pero toleró la operación y luchó, pero decidió que quería descansar", relató Javier.

Naturalmente, la situación tiene a Javier muy consternado, con los sentimientos a flore de piel, y, entre lágrimas, detalló cómo ha cambiado su vida y lo que el fútbol representó para su abuelo.

"Me cuesta mucho trabajo hacer ejercicio porque me acuerdo mucho de él, mucho más de lo normal. Por eso quería hacer este live. Estaba justo por hacer ejercicio para expresar esto y ver si me ayudaba".

(El fútbol) siempre es y será su vida. Él, yo y mi padre. Le dimos todo al fútbol y el fútbol nos dio toda una vida. Era un ser humano totalmente leal, muy bondadoso, con un carácter fuerte", comentó el mexicano.

Por último, la figura del LA Galaxy agradeció todas las muestras de cariño y apoyo hacia él y su familia.

"Agradecer a toda la gente que nos ha escrito a mí y mi familia, me ha sorprendido ver mensajes privados de mucha gente tomándose el tiempo de escribirle, poner el tiempo de tener a mi abuelo en sus oraciones. Obviamente que estamos tristes, pero mi abuelo vivió una vida extraordinaria, viajó muchísimo, estuvo rodeado de amor, vio realizar a sus hijos, a sus nietos, no sólo en lo profesional, en lo personal", concluyó.