México.- La ciudad de Chihuahua cuenta con una población de 960 mil habitantes y el 51 por ciento, es decir 489 mil 600, usan el coche como principal medio de transporte, lo que la convierte en la ciudad mexicana donde más vehículos hay por usuario (1.2).

Los problemas derivados del exceso de vehículos ocasionan, entre otras cosas, crisis de tráfico, que genera pérdidas multimillonarias y sitúan al estado en un nivel de competitividad media baja en comparación del resto del país, lo que golpea el avance productivo y de bienestar social.

El uso del vehículo implica costos, por ejemplo, la plataforma WAZE también ubica a México como el cuarto país con más tráfico en el mundo, ya que un mexicano pasa casi un mes al año detenido en el tráfico y se estima que para 2040 se duplique el número de coches en las calles y la infraestructura en las grandes ciudades continúe siendo limitada.

De acuerdo al reporte más actualizado del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), sólo un 22 por ciento usa el trasporte público, y 27% se moviliza ya sea en bicicleta o caminando.

Asimismo, el Índice de Tráfico TomTom indica que los automovilistas tardan 66% más en llegar a su destino, en comparación con el tiempo que les tomaría cubrir la misma distancia en condiciones ideales.

El severo tráfico que ha venido en aumento en ciudades como Juárez y Chihuahua no sólo cambia el estado de ánimo de las personas, sino que origina pérdidas de miles de millones de pesos y genera en promedio la pérdida de cien horas de vida al año, según el reporte del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO); tan sólo en Ciudad Juárez se estima que 1 mil 400 millones de pesos se pierden al año a causa de estos congestionamientos.

Es Ciudad Juárez la octava en el estudio “El costo de la congestión: vida y recursos perdidos”, realizado por el IMCO y SinTráfico, que señala que son 32 ciudades en el país las que presentan serios problemas de tráfico vehicular.

Autos México

En el estudio, el organismo propone el regreso de impuestos “verdes”, para desincentivar el uso del automóvil, como la Tenencia o el cobro de impuestos sobre la gasolina, también afirma que si los gobiernos siguen con las mismas políticas públicas e inversión en infraestructura vial que privilegia el uso del vehículo privado sobre el de transporte público, las condiciones podrían agravarse a corto plazo.

Por su parte Carlos Hernández, director del Implan, reconoció que es inconcebible que los modelos de planeación existentes hayan ocasionado que los ciudadanos dependan de los vehículos.

La ciudad de Chihuahua cuenta con una población de 960 mil habitantes y el 51 por ciento, es decir 489 mil 600, usan el coche como principal medio de transporte, lo que la convierte en la ciudad mexicana donde más vehículos hay por usuario (1.2).

Los problemas derivados del exceso de vehículos ocasionan, entre otras cosas, crisis de tráfico, que genera pérdidas multimillonarias y sitúan al estado en un nivel de competitividad media baja en comparación del resto del país, lo que golpea el avance productivo y de bienestar social.

El uso del vehículo implica costos, por ejemplo, la plataforma WAZE también ubica a México como el cuarto país con más tráfico en el mundo, ya que un mexicano pasa casi un mes al año detenido en el tráfico y se estima que para 2040 se duplique el número de coches en las calles y la infraestructura en las grandes ciudades continúe siendo limitada.

De acuerdo al reporte más actualizado del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), sólo un 22 por ciento usa el trasporte público, y 27% se moviliza ya sea en bicicleta o caminando.

Asimismo, el Índice de Tráfico TomTom indica que los automovilistas tardan 66% más en llegar a su destino, en comparación con el tiempo que les tomaría cubrir la misma distancia en condiciones ideales.

El severo tráfico que ha venido en aumento en ciudades como Juárez y Chihuahua no sólo cambia el estado de ánimo de las personas, sino que origina pérdidas de miles de millones de pesos y genera en promedio la pérdida de cien horas de vida al año, según el reporte del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO); tan sólo en Ciudad Juárez se estima que 1 mil 400 millones de pesos se pierden al año a causa de estos congestionamientos.

Es Ciudad Juárez la octava en el estudio “El costo de la congestión: vida y recursos perdidos”, realizado por el IMCO y SinTráfico, que señala que son 32 ciudades en el país las que presentan serios problemas de tráfico vehicular.

En el estudio, el organismo propone el regreso de impuestos “verdes”, para desincentivar el uso del automóvil, como la Tenencia o el cobro de impuestos sobre la gasolina, también afirma que si los gobiernos siguen con las mismas políticas públicas e inversión en infraestructura vial que privilegia el uso del vehículo privado sobre el de transporte público, las condiciones podrían agravarse a corto plazo.

Por su parte Carlos Hernández, director del Implan, reconoció que es inconcebible que los modelos de planeación existentes hayan ocasionado que los ciudadanos dependan de los vehículos.