Chilpancingo, Guerrero.- Ante el retraso de policías, peritos de la Fiscalía y personal del Servicio Médico Forense (Semefo), en arribar a escenas del crimen en el municipio de Chilapa, son los propios familiares quienes llegan al lugar a recoger los cadáveres.

Uno de estos casos se registró a las 19:00 horas de ayer lunes, en la cabecera municipal de Chilapa, cuando en pleno bulevar Eucaria Apreza, cerca del arco de entrada, asesinaron a un hombre, esto a 100 metros del retén de seguridad instalado en esa zona.

La persona estaba en el exterior de un expendio de bebidas alcohólicas, y en el lugar quedaron más de 50 casquillos de calibre 7.62, .223 y 9 milímetros.

Sin embargo, ante el retraso de los cuerpos de seguridad en llegar al lugar, familiares de la víctima decidieron no esperar los protocolos de ley y trasladar ellos mismos el cuerpo.

De acuerdo con testigos, la escena del crimen estuvo acordonada por más de dos horas, y en el lugar el cuerpo de la víctima sin que llegaran las fuerzas de seguridad.

La familia levantó por cuenta propia el cuerpo de la víctima, por lo que el hecho no quedó asentado en una carpeta de investigación, solo quedó como un "reporte" ante las fuerzas de seguridad.