Chilpancingo, Gro.- Habitantes de la colonia PPS, ubicada al nor-poniente de Chilpancingo, bloquearon este lunes la avenida Ignacio Ramírez, justo frente al Ayuntamiento municipal, para exigir al alcalde Antonio Gaspar Beltrán su intervención para solucionar el conflicto vecinal originado por dos grupos de personas quienes se acusan mutuamente de cometer acciones ilegales en ese asentamiento.

Unos 10 vecinos llegaron a esa avenida alrededor de la 1:00 de la tarde de hoy y se apostaron sobre ella, impidiendo el paso a automovilistas privados y del transporte público que se dirigían al sur de la capital.

Una de las manifestantes de nombre Martina Cabrera Díaz, negó que ella y unos 100 vecinos estén invadiendo terrenos y áreas verdes de la Escuela Primaria "Eucaria Apreza", como los acusó un grupo de vecinos, liderados por la presidenta del actual comité de desarrollo, Norma Angélica Guillén, quienes bloquearon esa misma avenida el 3 de junio pasado.

De acuerdo con esta vecina, todos los habitantes son propietarios de terrenos en la PPS y cuentan con escrituras que los sustentan, por lo que no se estaría hablando de una invasión, como lo asegura la parte contraria.

"Nosotros simplemente estamos pidiendo que respeten nuestros derechos como colonos, como propietarios de ahí de la PPS. No somos invasores y yo creo que hasta ahorita hemos trabajado bien, y hasta ellos (el grupo contrario) están gozando de estos beneficios", dijo.

Cabrera Díaz aseguró que durante la administración del anterior comité de desarrollo de la PPS encabezado por Maricela Jaimes, se lograron la pavimentación de las calles principales, introducción de agua potable, construcción de canchas deportivas y drenaje, algo que el actual comité no ha logrado, acusó.

Este grupo exigió al alcalde municipal su intervención para solucionar este conflicto vecinal, que se originó precisamente por estas acusaciones.

Los manifestantes levantaron su bloqueo alrededor de la 1:30 de la tarde y se replegaron en la entrada del Ayuntamiento en donde hasta las 2:00 de la tarde ahí permanecían, ante la falta de una respuesta concreta a su demanda.