Chilpancingo, Guerrero.-El gobierno municipal evadió su responsabilidad de sancionar los negocios que abrieron violentando las medidas de sanidad impuestas por la pandemia del coronavirus y dejó esa tarea a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

El titular de la Secretaría de Salud (SSa) municipal, Abraham Jiménez Montiel dijo que la Cofepris clausurará los negocios no esenciales de la ciudad, si los dueños siguen sin cerrarlos por la pandemia del Coronavirus (Covid-19).

"El municipio no tienen ya esa indicación, será la federación quien haga lo propio", dijo.

El anuncio surge luego de que ayer al menos 60 establecimientos del andador Zapata reabrieran sus puertas para comenzar a comercializar sus productos, pero que hoy volvieron a bajar sus cortinas.

Entrevistado este viernes durante la toma de temperatura a comerciantes del mercado "Baltazar R. Leyva Mancilla" para detectar posibles casos de Covid-19, el funcionario reconoció en la capital que no todos los negocios no esenciales cerraron sus puertas, por lo que serán acreedores a clausuras temporales.

"Si viene Cofepris hará lo propio: suspenderá de manera temporal los negocios o ellos determinarán si los multan o sancionan. El municipio no tienen ya esa indicación, será la federación quien haga lo propio", dijo.

Jiménez Montiel desmintió también que haya casos sospechosos o confirmados de Covid-19 en el mercado Baltazar, como ha circulado en redes sociales.

No obstante, dijo que para evitar una situación como la que ocurrió en la tienda El Zorro y en Bodega Aurrera de Iguala, en donde trabajadores de la primera dieron positivo al Covid-19, mientras que de la segunda presentan sólo síntomas de esa enfermedad, se reforzarán las medidas sanitarias en la central de abastos de Chilpancingo.