Chilpancingo, Guerrero.- Decenas de negocios establecidos como no esenciales, reabrieron este jueves sus puertas a la ciudadanía para comenzar a comercializar sus productos, luego de que el alcalde Antonio Gaspar Beltrán les autorizara hacerlo en medio de la pandemia del Covid-19, y quien minutos más tarde se arrepintiera de la decisión.

Alrededor de las 11:30 de la mañana de hoy los comerciantes se reunieron y determinaron reaperturar al menos 60 negocios, entre los que se encuentran tiendas de ropa, artículos para belleza, zapaterías, florerías, artículos de electrónica.

De la misma forma lo hicieron algunos negocios del pasillo Pérgola, ubicado a un costado de la avenida Juan Álvarez, en el centro de la ciudad.

Los vendedores informaron que ayer el primer edil les entregó un documento sellado por la Secretaría de Salud (SSa) municipal, en el que les autorizaba reabrir sus negocios, con el fin de reactivar la economía local, sin embargo, acusaron, horas después el presidente se desistió.

Los comerciantes reprocharon que las autoridades no hayan obligado a cerrar los locales de la calle Baltazar R. Leyva Mancilla, de la avenida Guerrero, pero que a ellos sí, por lo que determinaron volver a abrir los suyos.

Dijeron que asumirán toda la responsabilidad ante una posible sanción, multa o clausura por parte de gobernación municipal; además, resaltaron, aplicarán todas las medidas sanitarias frente al Covid-19.

Minutos después de reabrir, decenas de personas comenzaron a aglutinarse en el andador Zapata, lo que podría provocar un incremento mayor en el número de casos positivos de coronavirus.

Hasta las 12:00 del día, comerciantes de la avenida Alemán, aún no decidían levantar sus cortinas, por temor a que llegara personal de gobernación y elementos de la Policía Municipal y Guardia Nacional.