Chilpancingo, Guerrero.- Camionetas llenas de basura procedentes de la capital tiraron los desechos afuera del basurero municipal de Tixtla, denunció el edil perredista de ese municipio, Hossein Nabor Guillen.

Consultado vía telefónica, pidió al alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena que asuma su responsabilidad en torno al relleno sanitario y les hable con la verdad a los capitalinos en lugar de buscar responsabilizarlo a él.

Advirtió que si el alcalde continúa tomando decisiones unilaterales y sin consultarlos, lo único que generará es que el encono de la gente de Tixtla crezca en su contra y enfrentará no solo al gobierno municipal, sino también a los movimientos sociales.

“La madrugada del día martes, tres o cinco carros particulares de la basura jefa tiraron los desechos afuera del basurero. Tuvieron que ser de fuera, porque aquí los de la basura jefa son triciclos, ni carros tienen”, dijo.

A pregunta expresa, dijo que dichas camionetas pudieron ser “solamente de Chilpancingo”, por lo cual han implementado un operativo en el lugar para evitar que gente extraña acuda a tirar la basura a Tixtla.

Consultado sobre el relleno sanitario que pretende instalar el Ayuntamiento de Chilpancingo cerca de la comunidad de Matlalapa, Nabor Guillen sostuvo que no habrá marcha atrás, que la decisión ya fue tomada y que el Cabildo, por petición de la población, dijo no al proyecto.

Denunció que tras la negativa a la instalación del relleno sanitario, Leyva Mena y un grupo de “periodistas” cercanos al priista han iniciado una campaña en su contra, diciendo que el tema se ha politizado.

“Incluso algunos se jactan diciendo que es gente ignorante la del municipio de Tixtla”, reprochó.

Asimismo, dijo que los “periodistas” contratados por Leyva Mena han referido que Tixtla “es una cuadrilla”, por lo cual lo llamó a la prudencia.

“Él (Leyva Mena) debe de respetar que Tixtla diga que no, aunque sea una cuadrilla; aunque unos periodistas digan que Tixtla es una cuadrilla, pues esta cuadrilla tiene derecho a decir no”, refirió.

Dijo que dichos comentarios “denigran al ciudadano de Tixtla”.

Sostuvo que fue él quien buscó a Leyva Mena para hablar del tema del relleno sanitario, y le advirtió que su instalación “generaría un problema social”.

Sin embargo, dijo, Leyva Mena no ha dimensionado el problema que generaría si insiste en su instalación

“Va a chocar con la sociedad tixtleca, con los movimientos sociales y él (Leyva Mena) tiene que medirle”, sostuvo.

Recordó que es el alcalde de Chilpancingo quien tiene la “presión política” del basurero, y que él no va a permitir que se violente por ello la autonomía de Tixtla.

“Si el municipio ya dijo que no, se tiene que respetar esa decisión aun cuando la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) diga que tienen la razón”, sostuvo.

 Manifestó que el tema del relleno sanitario no está politizado, como afirma Leyva Mena, pues los propios regidores priistas votaron en contra y los líderes del PRI del municipio también están en contra del relleno.

Advirtió que el Cabildo de Tixtla, ya “tiene preparada la defensa jurídica”, en caso de que el Ayuntamiento de Chilpancingo insista.

Recordó que el gobernador Héctor Astudillo Flores, en los encuentros que han tenido para tratar el tema del relleno, ha respetado la autonomía del municipio de Tixtla, Zumpango y Chilpancingo.

Sostuvo que el día martes dará una conferencia de prensa en el Ayuntamiento de Tixtla, y será la última vez que hable sobre el tema, pues la decisión ya fue tomada.