China.-China ha revelado que lleva desde julio probando una vacuna experimental contra el coronavirus en grupos de alto riesgo, según han indicado fuentes sanitarias chinas en medios estatales y recoge la agencia Reuters.

Zheng Zhongwei, un funcionario de la Comisión Nacional de Salud, ha explicado en una entrevista retransmitida en la televisión estatal china que el objetivo de estas pruebas es aumentar la inmunidad de grupos específicos de personas, como médicos o trabajadores de los mercados y otros sectores como el transporte y los servicios.

A pesar de ello, ninguna vacuna ha superado todavía los ensayos finales a gran escala que demuestran que es lo suficientemente segura y eficaz como para proteger a las personas.

Según Zheng, las autoridades chinas estarían estudiando ampliar a otros grupos estas pruebas para tratar de prevenir posibles brotes durante el otoño y el invierno.

Este funcionario, que encabeza el equipo chino encargado de coordinar los recursos estatales para el desarrollo de vacunas, ha reconocido además que las pautas para el uso de potenciales vacunas en caso de emergencia, aprobadas el 24 de junio, todavía no se han hecho públicas.

Según sus cálculos, las vacunas que está desarrollando China contra el coronavirus serán más baratas que los 121 euros anunciados por el presidente de la empresa estatal china National Biotec Group y tendrán un precio cercano al de coste. "Las empresas deben decidir entre ganancias moderadas o ganancias razonables basadas en los costos", ha sentenciado.