México.-Uno de los motivos de la grandeza del Guadalajara es la cantidad de títulos que exhibe en sus vitrinas, entre ellos, las doce ligas que durante el proceso de ganarlas lo convirtieron en el equipo más ganador en este rubro.

El primer título de liga en el máximo circuito se dio mucho después de su fundación en 1908, dándole fin a la etapa del “ya merito”.

1956-1957

Con Donaldo Ross en el banquillo y habiendo dirigido algunos partidos de la temporada anterior, el Guadalajara finalizó con una etapa complicada en su historia y consiguió alzar el primer título sumando 36 puntos, producto de 17 victorias, 2 empates y 5 derrotas. Crescencio “Mellone” Gutiérrez puso la cereza al pastel, siendo campeón goleador.

1958-1959

La etapa de gloria comenzaba a surgir. Dos temporadas después de alzar el primer título de liga, el Guadalajara continuó su inercia ganadora. Arpad Fékete era el encargado de dirigir a los rojiblancos. En aquella temporada, el Guadalajara no tuvo un inicio con plantilla completa, debido a que jugadores como Salvador Reyes, “Mellone” Gutiérrez y Juan Jasso aún no firmaban sus contratos con el club, por lo que los altos mandos tuvieron que agilizar las negociaciones para incorporarlos lo más pronto posible, además del fichaje de Héctor Hernández. El Rebaño se coronó campeón con 38 puntos, después de ganar en 16 ocasiones, empatar en 6 y caer en 4.

1959-1960

En esta temporada, Guadalajara consiguió su tercer título de liga, segundo de forma consecutiva y a costa del América. En el torneo regular, previo al partido ante los azulcremas, el estratega rojiblanco dio una alineación a los medios, misma que llegó al vestidor del cuadro amarillo, sin embargo, Arpad Fékete cambió el once titular de último minuto, mismo que le dio la victoria para superar a las águilas en la tabla y posteriormente seguir con la inercia de campeón. El Rebaño se instaló como líder con 38 puntos, producto de 17 victorias, 4 empates y 5 derrotas.

1960-1961

En este torneo, finalizó la etapa de Arpad Fékete, dando la llegada al ingeniero Javier de la Torre. Con la obtención del tercer campeonato de forma consecutiva, el Guadalajara obtuvo la Copa Challenger, que se le otorgaría al primer equipo en conquistar un tricampeonato o campeonar en 5 ocasiones alternadas. Este título lo obtuvieron con un margen más amplio, sumando 39 unidades, 7 más que el subcampeón, Oro. El Rebaño registró 17 victorias, 5 empates y 4 derrotas. Tras este torneo, a este equipo se le comenzó a decir Campeonísimo.

1961-1962

El Guadalajara comenzó una batalla con equipos como América, Toluca y Oro, peleando por la cima en las primeras fechas, pero desde la jornada 11, el Guadalajara no soltó el liderato general y mantuvo la inercia positiva hasta el final del torneo. Aquel torneo se convirtió en la primera ocasión en la cual el Rebaño campeonaba fuera de tierras tapatías. Con 41 puntos, producto de 20 victorias, 1 empate y 5 derrotas, los rojiblancos obtuvieron el quinto.

1963-1964

Tras ver cortada su prolongada racha de títulos a manos del Oro, el Guadalajara regresó a campeonar en la temporada 63-64. La principal baja del Rebaño en este torneo fue la baja de Jaime “Tubo” Gómez, lo cual le abrió la brecha a Ignacio Calderón, que comenzó su carrera bajo los tres postes. De nueva cuenta, dejaron al América en el subcampeonato. Los rojiblancos sumaron 37 puntos, gracias a sus 16 victorias, 5 empates y 5 derrotas.

1964-1965

El séptimo título del Guadalajara llegó, para también ponerle un final a la etapa gloriosa del Campeonísimo, coronando una etapa de 7 campeonatos de liga en tan solo 9 años, algo irrepetible en nuestro futbol, considerando que antes se jugaba bajo el formato de torneos largos. El Guadalajara acumuló 40 puntos, producto de 15 victorias, 10 empates y 5 derrotas.

1969-1970

Tras una etapa de transición, el Guadalajara sumó un título más para seguir sumando trofeos a sus vitrinas. En la lucha por campeonar, el Rebaño tuvo una lucha con Cruz Azul, misma que superó por 6 puntos, al sumar 45 puntos, después de ganar en 18 ocasiones, empatar en 9 y perder en tan solo 3 encuentros.

1986-1987

Tras 17 años de sequía, el Guadalajara inició una nueva temporada donde obtendría el noveno título. En aquella temporada, el club rojiblanco llegó a hilar 15 partidos sin conocer la derrota, mismas que le valieron quedarse con el liderato. En la final, se enfrentaron a Cruz Azul, segundo lugar general. En el partido de vuelta, los Celestes se llevaron la victoria 2-1, sin embargo, en la vuelta, disputada en el Estadio Jalisco, el Rebaño se comportó como grande y derrotó 3-0 a los azules, con goles de Fernando Quirarte y ‘Yayo’ de la Torre (2).

Verano 97

Después de 10 años de buscar y no conseguir el título, el Guadalajara recibió en el Estadio Jalisco al equipo sensación de la liga, Toros Neza, donde se encontraban jugadores como Miguel Herrera, Rodrigo Ruíz y Antonio Mohamed. La plantilla rojiblanca destrozó a la visita 6 goles a 1. Gustavo Nápoles se despachó un póker, mientras que Paulo César Chávez y Manuel Martínez también se hicieron presentes en el marcador.

Apertura 2006

En este torneo, Chivas entró como un caballo negro y terminó por convertirse en el rival a vencer, partido tras partido. Después de dejar en el camino a Veracruz (repechaje), Cruz Azul (cuartos de final) y América (semifinal), los rojiblancos se llevaron la llave final ante Toluca, coronándose en “La Bombonera” con un gol histórico y memorable de Adolfo Bautista. Con la onceava conseguida, parecía que el Guadalajara estaba de regreso.

Clausura 2017

De la mano de Matías Almeyda, el Guadalajara tuvo una inercia positiva, donde ganaron 5 títulos, entre ellos, la doceava estrella. En una vibrante llave y con mucha polémica, el Rebaño se consagró como campeón a costa de Tigres. Alan Pulido marcó en el duelo de ida y vuelta, mientras que Rodolfo Pizarro (ida) y José Juan Vázquez (vuelta) completaron el marcador global (4-3).