El sospechoso de asesinar a seis personas en la ciudad estadunidense de Kalamazoo, en Michigan, fue acusado hoy de 16 cargos criminales por tales hechos, ocurridos la noche del sábado, que dejaron además dos personas heridas de gravedad.

Vestido con un traje de prisionero color naranja, Jason Brian Dalton, de 45 años de edad, compareció ante un juez local por videoconferencia, y respondió de manera afirmativa cuando se le preguntó su nombre, la única interacción durante el proceso de poco menos de diez minutos.

Dalton, quien fue detenido sin resistirse por la policía horas después de los ataques, permanece en la prisión del Condado de Kalamazoo sin derecho a fianza, y enfrenta la posibilidad de una condena de prisión perpetua.

En el estado de Michigan no está autorizada la pena capital.

Los cargos incluyen seis por asesinato, dos por asalto con intención de cometer asesinato, y ocho relacionados con el uso de arma de fuego.

Dalton, de raza blanca, fue detenido por la policía cuando conducía un automóvil Chevrolet en el que daba servicio como conductor de la empresa de taxis Uber.

Los ataques se registraron en tres diferentes ubicaciones en el Condado de Kalamazoo, incluyendo el estacionamiento de una concesionaria de automóviles donde un padre y su hijo inspeccionaban vehículos para comprar uno.

Dos mujeres resultaron heridas de gravedad, incluyendo una joven de 14 años, que a pesar de un pronóstico adverso, fue llevada de emergencia al quirófano por presión de su madre.

Notimex