México.- Para evitar que el Gobierno Federal los acuse de traficar personas, choferes y dueños de transporte en Chiapas están evitando transportar a migrantes, situación que ya resienten los extranjeros en la frontera sur del país.

Una docena de migrantes haitianos fueron abandonados en la carretera por el conductor de un autobús, metros antes de llegar al puesto de control migratorio de la comunidad "Viva México", en Tapachula.

Según reportó el noticiero En Punto, de Televisa, hombres, mujeres y niños, maletas en mano, caminaron por la carretera Panamericana donde se toparon con el retén montado por la Marina y el Instituto Nacional de Migración (INM).

Luego de ser detenidos, los ingresaron a las camionetas llamadas perreras, donde había más migrantes haitianos detenidos. El vehículo iba a su máxima capacidad.

En otra perrera iban migrantes originarios de la India que fueron bajados del transporte público.

En el Aeropuerto de Tapachula, se reforzaron las medidas de seguridad. Ahí fueron detenidas cinco mujeres, dos adultas y tres menores de edad y enviadas a la estación migratoria siglo XXI.

Una familia hondureña vive desde hace 22 días en las banquetas de la calle Cuarta Avenida Poniente, a unos metros, de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), donde reciben alimentos de misioneros católicos.

En el albergue Jesús del Buen Pastor, con capacidad para 250 personas, se encuentran más de mil migrantes.