Ciudad de México.- Por medio de su cuenta de Twitter el comediante Chumel Torres ofreció una disculpa a la escritora e investigadora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

"Nunca me metería contra un morrito y no quiero tener eso en mi conciencia. Una disculpa a usted y a su hijito por lo hecho y ojalá todo esté bien. Usted es una mamá y a las mamás se les respeta", fue parte del mensaje del conductor de El Pulso de la República.

La disculpa vino luego de que Gutiérrez Müller en la misma red social recordara la ofensa de Chumel hacia su hijo.

"Sigo esperando una respuesta pública de este individuo sobre los ataques a mi hijo menor de edad", escribió.

 

Sobre la polémica que ha generado, el youtuber aseguró que él y su equipo no pensaron en el impacto que generaría.

“Mi mamá ya me hubiera regañado por no pedir disculpas a @BeatrizGMuller por ofender a su chavito. Pero mi mamá ya no está. Pero como me está viendo siempre y no quiero hacerla enojar. Aquí va: Claramente no pensamos ni yo ni mi equipo que fuera a tener todo este impacto”, escribió.

 

Estas declaraciones surgieron después de la invitación hecha al youtuber para participar en un foro sobre clasismo y racismo en México organizado por la Conapred, pues él ha atacado a su hijo Jesús Ernesto.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó la invitación hacia el comediante al subrayar que es una persona "caracterizada por despreciar a otros".

"Es como si para un foro de Derechos Humanos se invita a un torturador. Es el colmo que esto suceda", añadió.

El mandatario hizo hincapié en que no se podía invitar a ese tipo de eventos a personas que fomenten la discriminación.

 

"¿Cómo se va a invitar, la verdad, a alguien que discrimina, a un acto de esos? Desde luego, yo soy partidario de la libertad, pero es el colmo. Son personas caracterizadas por despreciar a otros, verdaderamente racistas, comentarios racistas, discriminatorios, demostrado. Ahora resulta que para un foro contra la discriminación se le invita. Es como si para un foro de Derechos Humanos se invita a un torturador", precisó.