Notimex.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) planteó la necesidad de crear una misión internacional e interdisciplinaria para investigar de manera imparcial e independiente los hechos de violencia ocurridos en Bolivia, luego de la renuncia del presidente Evo Morales.

El relator de la CIDH, Francisco José Eguiguren, expuso que la necesidad de crear este grupo especial se debe a que en Bolivia no existen garantías para realizar una investigación interna imparcial.

“La Comisión va a plantear que debe constituirse un grupo interdisciplinario e internacional de expertos que investigue a profundidad los sucesos ocurridos luego de la renuncia del presidente Morales y la anulación electoral, que han causado por lo menos dos masacres claramente verificadas, una en El Alto y otra en Cochabamba”, dijo en entrevista con la cadena de noticias CNN.

Eguiguren hizo referencia los actos de violencia en El Alto y Sacaba, que dejaron 19 muertos por bala, y los calificó como masacres.

“Una situación muy alarmante, polarización, discurso de odio, violencia, grupos armados y eso es algo muy serio”, dijo en la entrevista a CNN, que este sábado publica la prensa local.

Bolivia celebró elecciones generales el 20 de octubre pasado en las que Evo Morales ganó para un cuarto mandato, pero que la oposición desconoció, luego se realizaron protestas masivas que llevaron a la dimisión del mandatario el 10 de noviembre pasado.

Luego de la renuncia del presidente se realizaron manifestaciones en favor y en contra de Morales centradas en Cochabamba y El Alto. El 15 de noviembre perdieron la vida por impacto de bala nueve cocaleros en una manifestación que se dirigía a Cochabamba y que fue detenida por un cerco policial-militar.

El martes 19 de noviembre en Sacaba murieron seis personas durante un bloqueo que impedía la salida de combustible y de gas en medio de un operativo policial-militar, en el que otras seis personas resultaron heridas de bala y luego fallecieron.

El gobierno interino de Bolivia niega que las fuerzas del orden hayan usado sus armas en esos hechos.

“A pesar de que la información oficial habla de muertes en enfrentamientos entre civiles, creemos que se requiere de una investigación internacional porque no encontramos internamente garantías para una investigación imparcial y firme”, reiteró Eguiguren.

Aseguró que planteará ante la CIDH una visita lo más pronto posible a Bolivia para conocer en el terreno lo ocurrido.