México.-El trabajar con animales representa un riesgo, más sin son carnívoros y tienen la posibilidad de atacar a las personas que se les acerquen.

Un cocodrilo de cinco metros devoró a la científica de 44 años Deasy Tuwo, esto en el momento en que ella le estaba dando de comer.

La mujer le daba al animal trozos de carne en Indonesia.

Según informan desde el centro de investigación en donde tuvieron lugar los hechos, el animal se lanzó a su cuidadora, arrancando su brazo y la parte superior de su torso.

Sus compañeros descubrieron lo sucedido más tarde, cuando vieron al animal con restos de la mujer en las fauces, unos restos que se resistió a soltar.

Pero según lo informado, el cocodrilo ya había dado muestras de ser agresivo, ya que atacó a otros de su misma especie con los que compartió espacio.

Las autoridades indonesias están buscando al propietario del animal para depurar responsabilidades, que podría ser un hombre de negocios japonés que abrió el centro de investigación.