#Trendy

Científicos de Venezuela y Colombia descubren nueva especie de rana

Los sonidos que emite, que pueden escucharse a unos 15 metros de distancia, son una de sus características distintivas.

Por Redacción, 2018-03-29 11:08

AFP.- Científicos de Venezuela y Colombia identificaron una nueva especie de rana en la sierra de Perijá, una vasta cadena montañosa que comparten ambos países y hogar de especies endémicas como este pequeño anfibio.

De piel multicolor y canto singular, la Hyloscirtus japreria, que habita en ríos y cursos de agua sobre los 1.000 metros de altitud, fue descubierta durante expediciones emprendidas hace una década.

Su nombre rinde homenaje a los japreria, una mermada etnia indígena de Perijá, en el estado Zulia (noroeste de Venezuela).

Con este hallazgo -publicado en febrero en la revista científica arbitrada Zootaxa- suman 37 especies del género Hyloscirtus identificadas.

Más pequeños, los machos miden entre 2,8 y 3,2 centímetros y las hembras de 3,5 a 3,9 cm.

El camino para completar la investigación comenzó en 2008. “Pasaron varios años para que consiguiéramos evidencia suficiente de que se trataba de una especie nueva”, dijo a la AFP el biólogo Fernando Rojas-Runjaic, coordinador del estudio.

Tras determinar que “era una rana de torrentes, tuvimos que verificar que no se tratara de la Hyloscirtus platydactylus, otra especie registrada en Perijá en 1994”, añadió.

Conforme avanzaban las expediciones fueron incorporadas cámaras fotográficas y grabadores de sonido de alta definición para documentar la coloración y someter los cantos a “análisis bioacústicos”.

Los sonidos que emite, que pueden escucharse a unos 15 metros de distancia, son una de sus características distintivas, señaló Edwin Infante, compañero de Rojas en las excursiones.

“Cuando apareció por primera vez -un macho adulto- fue un orgasmo intelectual”, recuerda Infante. Lo hizo con su particular canto: un “piu prolongado”.

La H. japreria se caracteriza además por su dorso amarillo pálido, con puntos marrón oscuro y pequeñas manchas marrón rojizo.

También posee rayas blanquecinas en ciertas regiones de los ojos, oídos, muslos y patas. El iris es gris con una delgada reticulación negra.

Junto a Rojas-Runjaic, del Museo de Historia Natural La Salle con sede en Caracas, trabajaron el biólogo colombiano Fabio Meza-Joya y los venezolanos Infante y Patricia Salerno.

Ciencia gracias a la paz

Meza-Joya había dado con la misma rana del lado colombiano, pero solo lo supo cuando conoció a Rojas en un curso en Ecuador. En 2013 decidieron unir esfuerzos.

Fue así como se describió la especie “a partir de individuos colectados en tres zonas de la vertiente oriental de la sierra de Perijá (Venezuela) y en una localidad en la vertiente occidental (Colombia)”, dijo a la AFP el herpetólogo colombiano.

A los intrincados hábitats solo fue posible llegar a pie y a lomo de mula tras varios días de travesía.

El acceso a la sierra de Perijá desde Colombia estuvo restringido durante décadas por el conflicto armado, “lo que produjo vacíos de información”, explicó Meza-Joya, quien destacó que la firma de la paz con las guerrillas amplía el horizonte para nuevos descubrimientos.

El proceso de paz con las FARC -que empezó en 2012 y llevó al desarme del grupo y conversión en un partido político en 2017- “abrió una ventana para ingresar a zonas que eran inaccesibles. Con la paz se incrementará el conocimiento sobre la biodiversidad”, dijo.

Meza-Joya destaca que los anfibios son fundamentales en los ecosistemas, pues actúan como reguladores de poblaciones de insectos que a su vez pueden ser plagas o vectores de enfermedades.

Adicionalmente, “algunas especies presentan una marcada vulnerabilidad a cambios ambientales por lo que son considerados excelentes indicadores de la salud de los ecosistemas”, añadió el experto.

#Oh-La-La

Muere el pianista dominicano “Bullumba” Landestoy a los 93 años

El compositor, quien estudió en el Conservatorio Nacional de Música de Santo Domingo, logró reconocimiento a partir de la década del 50 del siglo pasado después de escapar de la dictadura de Rafael L. Trujillo Molina y viajar a México y Venezuela.

Por Redacción, 2018-07-18 15:41

México.-El pianista y compositor Rafael “Bullumba” Landestoy, un referente de la música dominicana, falleció la noche del martes a los 93 años, informó hoy su familia y el Ministerio de Cultura, quien lamentó su muerte.

En su cuenta de Twitter, el Ministerio de Cultura precisó que el deceso de Landestoy se produjo anoche “por complicaciones de salud”, y que en las próximas horas se informará sobre su sepelio.

Landestoy, conocido popularmente como “Bullumba” y nativo de la oriental provincia dominicana de La Romana, escribió más de 100 canciones durante su fructífera carrera y fue conocido internacionalmente por sus composiciones para piano y guitarra.

El dominicano creó decenas de composiciones de géneros diversos como merengue y guaracha, y algunas de sus canciones fueron interpretadas y popularizadas por grandes de la música latinoamericana, entre los que destacan los cubanos Celia Cruz y Vicente Valdés o los mexicanos Toña la Negra y Fernando Fernández, que popularizó su tema “Carita de Ángel”.

El compositor, quien estudió en el Conservatorio Nacional de Música de Santo Domingo, logró reconocimiento a partir de la década del 50 del siglo pasado después de escapar de la dictadura de Rafael L. Trujillo Molina y viajar a México y Venezuela.

Landestoy fue objeto de diversos reconocimientos y llegó a recibir la Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella, la principal distinción concedida por el Gobierno de la República Dominicana.

En unas declaraciones a Efe en octubre de 2016 con motivo de un reconocimiento a su carrera en el Festival de jazz dominicano de Miami , “Ballumba” recordó con gratitud un concierto en el Carnegie Hall de Nueva York a cargo de Milton Cruz, que dio un recital de piano con sus composiciones, así como su primera pieza para piano, “Danza loca”, que se salvó del olvido porque un músico a su lado escribió la partitura, algo que él no sabía hacer.

Cuestionado entonces sobre géneros como el reguetón, el pianista y compositor dijo entonces que “le falta espíritu musical”.

“Respeto los gustos de estas generaciones, pero a mi no me convence”, señaló.

#Trendy

Descubren cimientos de palacio de gobernanza indígena en Coyoacán

De acuerdo con el INAH, en el tecpan o tecpan-calli se realizaban funciones administrativas, pero también era el lugar donde vivía el señor local con su familia y parientes más cercanos.

Por Redacción, 2018-07-18 15:36

México.-Bajo lo que será la nueva sede de la Academia Mexicana de la Lengua, en el barrio de Santa Catarina, cinco siglos atrás se celebraban las audiencias de una importante autoridad: el señor de Atenco Omac, dado que ahí se encontraba el tecpande ese barrio del Coyoacán prehispánico, como lo han corroborado arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Para el arqueólogo Juan Cervantes Rosado, la exploración de esta compleja estructura es una oportunidad inigualable, porque si bien estos palacios de gobernanza eran un elemento común en varios de los territorios del Altiplano Central durante el Posclásico Tardío, e incluso poco tiempo después de la conquista española, pocos son los ejemplos que se han podido registrar mediante trabajo arqueológico.

De acuerdo con el INAH, en el tecpan o tecpan-calli se realizaban funciones administrativas, pero también era el lugar donde vivía el señor local con su familia y parientes más cercanos.

Los vestigios del antiguo palacio indígena de Atenco Omacsuponen la quinta ocasión en que es posible excavar este tipo de estructura político-administrativa en la Cuenca de México, y en un área distinta a la región acolhua. Como explica Juan Cervantes, Coyoacán formó parte del territorio tepaneca controlado por Azcapotzalco, hasta que en 1428 fue incorporado al imperio mexica, cuando adquirió el rango de cabecera provincial.

La evidencia arqueológica se ha contrastado con la documental, concretamente con el Mapa de Uppsala, que se conserva en la biblioteca de dicha universidad sueca, y que aborda la cartografía de la Cuenca de México para mediados del siglo XVI. En él, el tecpan de Atenco Omac aparece pintado en vista frontal y muestra un friso en el techo con el diseño de chalchihuites, usado para referir “lo más preciado”, entre ellos los palacios de gobierno.

Lo anterior —señala el especialista de la DSA— parece indicar que el tecpan de Atenco Omac continuó en funciones algunas décadas después de consumada la Conquista, aunque la excavación arqueológica y los materiales cerámicos asociados indican que el complejo arquitectónico comenzó a edificarse en los inicios de 1400, en un lugar por demás estratégico, cerca del cruce de caminos que conducían a San Ángel y Tenochtitlan , como se asienta en el Mapa de Uppsala.

Es en la parte elevada del terreno donde se edificará la sede de la Academia Mexicana de la Lengua, a cinco metros sobre el nivel de calle, donde se encuentran los restos del tecpan, construido con piedra volcánica y de río aglutinadas con lodo, pues justo se eleva sobre un derrame basáltico del Pedregal de San Ángel, formado por la erupción del volcán Xitle a inicios de nuestra era.

“Siguiendo la técnica constructiva prehispánica de agrandar los espacios dejando los anteriores dentro, la construcción tiene por lo menos dos etapas constructivas en sentido vertical, y al menos tres en sentido horizontal. Tenemos evidencia de que la plataforma sobre la que desplantan los cuartos, que oscila entre 1.50 a 2 metros, la van agrandando, tiene tres momentos hacia el lado este.

“Cabe señalar que los trabajos realizados hasta ahora sólo han permitido excavar y registrar una sección de la arquitectura de la última etapa constructiva de la edificación.De la época más antigua solo se tienen registrados un piso de estuco que tal vez sea la superficie de un cuarto, así como una sección de un muro que parece ser la esquina de otra pared”, precisa Juan Cervantes Rosado.

“Hasta ahora se han excavado un total de mil 292 metros cuadrados, lo que constituye alrededor de 75% del área total con vestigios arquitectónicos. Este conjunto cubre un área aproximada de mil 400 metros cuadrados y está compuesto principalmente por una serie de cuartos de dimensiones variables, conectados por pasillos y levantados sobre una plataforma con un promedio de dos metros de altura que parece seguir el contorno del derrame basáltico”, detalla el arqueólogo.

Desde que en diciembre de 2017 iniciaran los trabajos desalvamento arqueológico, apoyados también por las arqueólogas Rocío Segura, Nurith Vivas y Abigail Álvarez, ha sido posible confirmar que el tecpan del barrio de Atenco Omac tuvo una serie de ampliaciones en el periodo Azteca Tardío (1325-1521 d.C.).

#Trendy

Foto de niño africano recorre el mundo

La foto viral que logró una buena causa.

Por Redacción, 2018-07-18 13:39

México.-¡Las redes sociales también traen cosas buenas, Juanáticos! Después de que la imagen de un niño africano con camiseta del Santos recorriera el mundo entero, el equipo brasileño decidió responder de una gran manera.

El club pondrá en su camiseta “Missão África” (“Misión Africa”), la ONG que apoya a la comunidad de la que es parte el niño. Lo presumirá en los dos partidos que jugará frente al Palmeiras y Flamengo. También donará un real (moneda de Brasil) a la institución por cada asistente de los dos partidos.

Gran iniciativa de parte del club que busca ganar en la cancha y en la vida. Esperamos que más equipos estén al pendiente de sus redes sociales para que puedan apoyar a diferentes causas. No es mucho pedir, ¿o sí?