#Ciencia y tecnología

Científicos sin explicación sobre sueños recurrentes

Los sueños originados en el sistema nervioso central se dan debido a las estructuras cerebrales que se activan cuando se tienen ensoñaciones.

Por Redacción, 2017-12-07 12:37

México, Notimex.- El origen de los sueños recurrentes para la ciencia no está claro, sin embargo, hay tres teorías que señalan que son causados por el sistema nervioso central o por factores psicológicos y genéticos, dijo la experta adscrita al Laboratorio de Trastornos del Dormir de la Facultad de Psicología, Rosa María Campos Morales.

Las ensoñaciones son representadas de diversas maneras conforme la persona madura, además, a veces, muestran situaciones que se enfrentan en la vida, detalló la especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Campos Morales explicó que los sueños originados en el sistema nervioso central se dan debido a las estructuras cerebrales que se activan cuando se tienen ensoñaciones, esto es, cuando los movimientos oculares son rápidos.

Afirmó que se dan en el sistema visual, en la zona occipital del cerebro, con la formación reticular ascendente. La generación de los sueños está en el tallo cerebral, en el tálamo y vía sensorial auditiva, comentó a UNAM Global.

De acuerdo con la psicóloga, los movimientos oculares rápidos reproducen otra serie de neurotransmisores relacionados con la consolidación de la memoria, por lo que se darán sueños de este tipo, los cuales de manera probable harán recordar a la persona alguna historia.

En tanto, los de origen psicológico suelen tener un impacto en la gente, se dan debido a un estrés postraumático, como algún intento de asalto o hasta el sismo del 19 de septiembre, pueden detonar estos sueños, dijo Campos Morales.

La especialista subrayó que cuando no se entiende de manera clara qué pasó con dicho evento y cómo resolverlo, se cuenta con una memoria que lo recuerda de forma constante para tratar de admitirlo mediante los sueños.

Campos Morales sostuvo que si los sueños son constantes pero sin generar problema, la persona puede seguir con su vida normal, pero si causan estrés postraumático, es necesario atención para tratar de entender el significado y abandonar el impacto.

La experta recomendó a las personas que sufren acontecimientos de este tipo acudir con un especialista del sueño enfocado en la psicología.

Otra teoría, destacó la psicóloga es que son de origen genético aunque no se ha podido comprobar, no obstante, se han detectado familias donde varios de sus integrantes experimentan la misma situación.

Campos Morales añadió que los sueños no tienen secuenciación, estructura, principio ni fin, pies o cabeza.

#Ciencia y tecnología

Infarto en jóvenes, cada vez más frecuente por vida poco saludable

Tabaquismo, alcohol, sedentarismo y drogas, peores enemigos del corazón.

Por Redacción, 2018-08-19 12:05

México, (Notimex).– Hace cuatro años Roberto sufrió un infarto, tenía apenas 31 años y jamás pensó que le pudiera ocurrir. Le gustaba “comer bien” y pocas veces se detenía a mirar la cantidad de grasas, sal o azúcares que ingería, pues sentía que aún estaba joven para cuidarse.

Un día, simplemente empezó a sudar y sintió que se le iba la respiración, un dolor en el pecho y no supo más hasta que despertó en el hospital, donde le informaron que había sufrido un infarto al miocardio, afortunadamente con atención médica oportuna hoy puede contarlo.

Aunque no llegó a obesidad, si tenía sobrepeso; era un apasionado a los tacos callejeros, fumaba, tenía largas jornadas laborales, le gustaba salir de fiesta y durante algún tiempo consumió cocaína, además de que caminar o hacer ejercicio “no era lo mío”, comentó.

“Cuando escuchas de infartos crees que eso sólo le ocurrirá a tu abuelito, pero cuando te ocurre, cuando estas en la plenitud de la vida, es una sacudida, y si no tomas la segunda oportunidad que te dan de vivir, hay que tener muchas ganas de morirse”, subrayó.

El sobrepeso y la obesidad, la diabetes, la hipertensión, el consumo de drogas y el sedentarismo, y en ocasiones el consumo de bebidas energizantes, son los peores enemigos de la salud cardiovascular en la población joven.

Los muy malos hábitos de alimentación, de higiene (tabaquismo, consumo de drogas) y de ejercicio, nos tienen con una pandemia de ateroesclerosis coronaria y, sí, los infartos se presentan cada vez más en jóvenes, subrayó el director general del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, del ISSSTE, José Alfredo Merino.

Aproximadamente 20 por ciento de los pacientes que se atienden mediante el programa ASISSSTE Infarto, 20 por ciento son menores de 40 años, cuando hace dos décadas representaban apenas cinco por ciento.

Entre los factores que están contribuyendo a estas muertes o enfermedad cardiovascular tempranas, está el consumo de drogas, en particular la cocaína. Hay pacientes de 22 años que inhalan cocaína y presentan enfermedad coronaria como si se tratara de una persona de 80 años.

“Un aspecto que favorece la aparición del infarto al miocardio en los jóvenes es el uso de las drogas que tiene un efecto tóxico vascular y, sin duda, la cocaína es una de ellas. La cocaína tiene un efecto de excitación y está perfectamente demostrada la toxicidad sobre las arterias coronarias”, precisó Francisco Javier León Hernández, presidente de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México.

Las bebidas energizantes que contienen taurina y cafeína en exceso, aumentan la frecuencia cardiaca y es poner al corazón como si estuviéramos corriendo un maratón sentados, y eso puede desencadenar un síndrome coronario agudo tipo infarto, no es un factor de riesgo para que las arterias se tapen, pero sí estresa mucho al corazón y pueden llegar a la muerte, agregó José Alfredo Merino.

No es que por sí solas causen daño cardiaco ni tampoco que lo hagan en todas las personas que las ingieren, lo que sucede es que si alguien tenía una cardiopatía no diagnosticada, estos productos la detonan.

En la población femenina, los infartos se presentan con mayor frecuencia durante la menopausia y postmenopausia porque se pierde la protección natural de los estrógenos. Antes de los 50 años la proporción es de tres hombres infartados por cada mujer, después de esa edad, prácticamente se iguala.

No obstante, en los últimos años, las mujeres también están teniendo infartos a más temprana edad: “Mi paciente más joven tiene 35 años por el síndrome del corazón roto por el estrés, porque es real que el estrés rompe el corazón”, destacó la cardióloga Ana Elena Ancona.

La especialista del Hospital General de México, expresó que para evitar enfermedad cardiovascular en edades tempranas, es fundamental tener hábitos saludables como una dieta equilibrada, descansar los suficiente, evitar la combinación de anticonceptivos y tabaquismo, y hacer ejercicio, entre otros.

En población joven, los infartos son más letales que en personas mayores de 40 o 50 años, y la explicación es que, con la edad se va desarrollando un mecanismo que se llama circulación colateral, que consiste en la formación de “nuevas pequeñas arterias” que “brincan los tapones” en las arterias coronarias y compensan la enfermedad obstructiva del corazón.

Cuando un infarto se presenta en menores de 50 años, esas arterias periféricas o preacondicionamiento cardiaco no se ha desarrollado y entonces el evento pudiera ser más severo.

#Ciencia y tecnología

Tormenta solar de mañana lunes inofensiva: experto de la UNAM

El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México destacó que las tormentas solares son eventos normales. Ejemplificó: si fuera un huracán, éstas sería de categoría uno.

Por Redacción, 2018-08-19 11:56

México, (Notimex).– La tormenta solar anunciada para mañana lunes por el Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol de Rusia, es un evento común durante el ciclo solar y no debe causar alarma, afirmó el jefe del Laboratorio Nacional de Clima Espacial (LANCE) de la UNAM, Juan Américo González Esparza.

“Lo anunciando por el laboratorio ruso es algo que está ocurriendo cada 27 días; es una interacción de las partículas del viento solar con la atmosfera de la Tierra con efectos menores, y no debemos preocuparnos”, apuntó.

En entrevista con Notimex, el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México destacó que las tormentas solares son eventos normales. Ejemplificó: si fuera un huracán, éstas sería de categoría uno.

“No estamos hablando de una tormenta solar intensa, se trata de una continua relación entre el Sol y la Tierra, es posible que ocurra alguna afectación menor que viene del Sol, y que provocan auroras boreales. En México, los efectos van a ser prácticamente imperceptibles”, explicó.

El físico espacial agregó que este fenómeno se da cada 27 días, tiempo que tarda el “astro rey” en dar una vuelta alrededor de su eje, así es posible observar, de manera anticipada, con una nave espacial los acontecimientos en la otra cara del Sol y predecir los vientos solares.

González Esparza expuso que el viento solar es provocado por el flujo continuo de partículas, las cuales se encuentran en la atmosfera caliente del sol y no pueden ser contenidas por la fuerza gravitatoria de la estrella.

“Todos los planetas estamos inmersos en la atmosfera del Sol en expansión, y estamos conectados con lo que ocurre en su atmosfera” apuntó.

A pesar de que la Tierra tiene un campo protector que impide la entrada de las partículas del viento solar a la atmosfera, esta coraza magnética se puede abrir por algunas horas, para permitir la entrada de estas partículas, y formar las auroras boreales.

Sin embargo, este es uno de los dos fenómenos que si puede afectar los sistemas de energía, así como el funcionamiento de satélites.

El otro gran evento explosivo sucede cuando las partículas de las tormentas solares viajan por el espacio y algunas de ellas pasan por la órbita de la Tierra, y rompen el escudo magnético terrestre que genera efectos de clima espacial.

“Estos pueden provocar afectaciones a satélites, interrupciones de telecomunicaciones, y en casos extremos ocasionar apagones, hacer desperfectos en sistemas de generación de energía eléctrica”, sostuvo.

#Ciencia y tecnología

Cambio climático impacta en la reorganización de las comunidades

Los fenómenos climáticos implican perdida de biodiversidad y cambios en los humanos que habiten en esa comunidad afectada por la naturaleza.

Por Redacción, 2018-08-17 14:37

México,(Notimex).– La frecuencia de fenómenos climáticos extremos y de pérdida de biodiversidad genera importantes transformaciones en las formas en que el ser humano habita, se relaciona y administra el ambiente y sus recursos.

Por ello, Janett Vallejo Román, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) Unidad Golfo, desarrolla el proyecto “Regiones socioeconómicas frente al cambio climático: transformaciones en los mercados de trabajo y tensiones socioambientales en un Área Natural Protegida en el estado de Veracruz (Parque Nacional Cofre de Perote)”.

En un comunicado, la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) destacó que la especialista obtuvo una de las Becas para Mujeres en las Humanidades y las Ciencias Sociales 2018, para el desarrollo de su trabajo científico.

El trabajo de la experta del Ciesas, adscrito al sistema de centros públicos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), se referirá al análisis de las transformaciones en los mercados de trabajo y las respuestas organizativas de los habitantes cercanos al Parque Nacional Cofre de Perote ante los cambios climáticos.

En su investigación de campo, la científica social se centrará en las prácticas y usos de recursos como medios de trabajo de los habitantes en zonas protegidas o aledañas a éstas, y la instrumentación de políticas públicas. Con este enfoque, podrá estudiar las tensiones/contiendas/conflictos socioambientales y sus posibles soluciones, precisó el documento.

Realizará entrevistas y aplicará encuestas entre habitantes de las comunidades veracruzanas de Rancho Nuevo, El Conejo, Los Pescados y Escobillo, así como también hará una reconstrucción histórica de cuerpos de agua y los cambios que han sufrido con el paso del tiempo (ríos y nacimientos de agua).

Con un mapa histórico-etnográfico, la investigadora pretende analizar desde una perspectiva multidisciplinaria (sociología, antropología y geografía), los procesos de territorialización, desterritorialización y reterritorialización de la vida de comunidades expuestas al cambio climático.

Para Janett Vallejo será importante la difusión de los resultados de su estudio, ya que contribuirán a la conciencia del proceso de cambio climático y sus consecuencias.