México, Notimex.-El Nuevo Diario y la publicación Metro, dos medios de prensa de tendencia opositora al gobierno del presidente Daniel Ortega, anunciaron este viernes la suspensión de sus ediciones de manera definitiva ante la situación económica, técnica y logística adversa que enfrentan.

El Nuevo Diario surgió en 1980, meses después del triunfo de la insurrección popular que llevó al partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) a tomar el poder en julio de 1979, desde el nacimiento del rotativo se identificó con el proceso revolucionario.

“Después de casi 40 años de estar informando sin interrupción a la sociedad nicaragüense el Nuevo Diario suspende esa labor a partir de hoy…”, expresó en un comunicado la directiva del medio de prensa.

https://twitter.com/elnuevodiario/status/1177465402693046277?s=20

El rotativo agradeció la labor de sus trabajadores, en especial a su equipo periodístico, a sus patrocinadores, directivos y a la sociedad nicaragüense, “por haber sabido distinguir en el Nuevo Diario los valores y principios de un medio de comunicación comprometido con la verdad y el desarrollo del país”.

Trascendió que los directivos explicaron a sus trabajadores que serán liquidados conforme a ley, ya que era imposible el pago de la nómina y ante esa circunstancia aunada al boicot del gobierno a la adquisición de sus insumos como el papel, la decisión era cerrar de manera definitiva el medio.

En tanto, el periódico Metro informó a sus lectores que a partir de este viernes suspende su publicación de manera definitiva también ante los problemas económicos, logísticos y técnicos que enfrenta en este país centroamericano.

https://twitter.com/MetroNicaragua/status/1177465777852518400?s=20

Metro era distribuido en Managua de forma gratuita desde hace seis años, “ha sido muy apreciado por los lectores, a quienes agradecemos de manera especial”, destacó la publicación.

También agradeció a sus clientes, proveedores y empresas que los han patrocinado a quienes les prometió cumplir con todos los compromisos contratados.

Por su parte, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en declaraciones de la presidenta del organismo María Elvira Domínguez citadas por el diario La Prensa, señaló que “con el cese de la publicación del Nuevo Diario se apaga una voz, producto de la política represiva del régimen de Daniel Ortega para castigar a la prensa. “Es una vergüenza para Nicaragua y para el Mundo Libre”.

Desde julio de 2018 estalló la crisis política, social y económica en Nicaragua, la cual ha dejado al menos 300 muertos, centenares de presos políticos y decenas de desaparecidos, además de miles de personas que han abandonado el país, según datos de organismos internacionales de la ONU y la OEA.