México.-El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y los Zetas han acabado con el comercio en Coatzacoalcos, Veracruz.

El municipio es uno de las más azotados por la violencia generada por el narcotráfico y el crimen organizado, lo que, aunado a las bajas ventas, ha ocasionado el cierre de alrededor de mil comercios ante la total indiferencia del alcalde morenista Víctor Carranza Rosaldo, quien, de acuerdo con el portal Plumas Libres, es compadre de la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

Desde pequeños negocios hasta grandes cadenas de supermercados han tenido que bajar la cortina ante las pocas ventas o el llamado “cobro de piso” de las organizaciones criminales que asolan la región.

El último de ellos y que ha causado gran impacto entre la ciudadanía, fue la cadena de restaurantes Toks que se ubicaba en Plaza Palmas.

De acuerdo con el portal, desde 2018 la Comercial Mexicana cerró en ese mismo lugar que se encuentra lastimosamente desolado. El mismo panorama se observa en las plazas Sendero, Forum y Cuadrum, que se resisten a cerrar.

El Toks de Coatzacoalcos anunció su partida la semana pasada. Colocaron un letrero en la entrada explicando el cierre, lo que generó molestia y tristeza entre los clientes, ya que el lugar era emblemático.

El portal señala que a mediados de diciembre, el negocio Grúas Vázquez cerró tras ser atacado con bombas molotov, luego de que el dueño no pagara la extorsión.

El lugar está ubicado a unas cuantas calles de donde se ubicaba el bar El Caballo Blanco, que fue atacado en agosto pasado por sicarios que rociaron el lugar con gasolina y le prendieron fuego, causando la muerte de 30 personas. Fue una de las masacres que han marcado al país.

Sin embargo, decenas de comercios entre los que se encuentran grandes cadenas como Italian Coffe, Gembore, Deportes Martí, Applebees, California, Bisquets de Obregón, Sport City, así como negocios pequeños y medianos, prefirieron cerrar.

Integrantes del Cártel Jalisco o de Los Zetas llegan a los comercios, armados y vestidos de negro, amenazando a los comerciantes y habitantes con quemar sus negocios o domicilios si no pagan 500 pesos quincenales.

En septiembre del 2019, el ex empleado de un local de la Plaza Constituyentes y La Fayuca en Coatzacoalcos, denunció a Grupo Imagen que un comando armado lo amenazó con quemar su casa si no pagaba la cuota.

Varios sujetos le entregaron papeles escritos a mano en donde los amenazaban. El papel dice:

"Advertencia: sólo se les dará una oportunidad para marcar, no respondemos con lo que pueda pasar y les quemaremos su pinche casa, la plaza tiene dueño con las letras del CJNG y un número telefónico".

La persona que dio su testimonio de manera anónima, huyó de Coatzacoalcos, ya que aseguró, desde hace años han sido víctimas de cobro de piso por parte de varios grupos delictivos.

“Ya tenemos años pagando cuota, como 5, 6 años, va dependiendo, ellos ponen la cantidad, ahorita llegaron que querían $500 quincenales”.

"De repente llegan a cobrar unos, de repente llegan a cobrar otros y se les tienen que pagar. Nosotros no podemos decirles que pagamos, tenemos que darles lo que ellos piden" lamentó.

Sin embargo, reconoció que no se atreven a interponer alguna denuncia porque no confían en ninguna autoridad y temen que les vaya peor.

Pese a la presencia de miles de elementos de la Guardia Nacional en Veracruz y a que Coatzacoalcos alberga una de las coordinaciones de la corporación, de nada ha servido.

Debido a la violencia que se vive todos los días en este municipio veracruzano, cientos de familias han decidido dejar su lugar de origen para emigrar, la mayoría, al centro del país, convirtiendo a Coatzacoalcos en un lugar desolado, casi fantasma.

De acuerdo con el último censo de población, Coatzacoalcos es el segundo municipio más poblado de Veracruz,-319,187 habitantes- y tal vez uno de los más complejos por su diversidad regional, dispersión poblacional y alta conflictividad social y política.

Según los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a diciembre de 2019, en Veracruz se cometieron 51,170 delitos y se registraron 2,113 asesinatos, de los cuales, 1,358 fueron catalogados como homicidios dolosos.