Ciudad de México.- Por incumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria, el gobierno de la capital del país decidió dar marcha atrás a la reapertura del Centro Histórico de la ciudad.

A partir de este fin de semana el Centro permanecerá cerrado y se implementarán medidas más estrictas para prevenir contagios, luego de que establecimientos comerciales fallaran en el seguimiento de las medidas sanitarias. También se informó que estarán cerradas las estación del Metro Allende y Zócalo.

“Dada la respuesta de algunos comercios y prestadores de servicios que no ha sido la esperada ni la necesaria para dar seguridad a los visitantes del Centro Histórico se aplicarán mayores medidas”, explicó Rosa Icela Rodríguez, secretaria del Gobierno de la CDMX.

Personal del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) registró el cumplimento de las medidas sanitarias en los establecimientos, el cual fue de la siguiente forma:

Uso de caretas fue cumplido por el 50% de establecimientos

Uso de cubrebocas fue cumplido por el 50% de establecimientos

Toma de temperatura se cumplió en el 55% de establecimientos

Tapete sanitizante fue instalado en el 60% de establecimientos

Gel sanitizante se encontró en el 75% de establecimientos

Filas de acceso y dosificación se identificó en el 40% de establecimientos

Señalización de flujo para clientes se identificó en el 60% de establecimientos

Respeto al día de cierre se cumplió en el 90% de establecimientos

Distancia de 1.5 metros entre personas se cumplió en el 70% de establecimientos

Así mismo dos plazas comerciales, la Plaza de los Lentes en Tacuba y la Plaza 20 sobre la Calle 20 de Noviembre, comenzaron a operar pese a que su reapertura estaba autorizada hasta el 6 de julio y que ahora será hasta el 8 de julio.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, afirmó que existe una responsabilidad común, tanto de las personas que acuden al Centro Histórico como de los propios comercios, para evitar la concentración de gente pues la epidemia de Covid-19 sigue activa.

“Hay una responsabilidad de los comerciantes que no siguieron las medidas sanitarias, hubo tiendas que no hicieron las filas, que dejaron entrar a cualquiera que ingresara, que no tenían termómetro para medir la temperatura de los clientes, que no tenían gel, que los trabajadores no estaban usando caretas.

“Hay una responsabilidad de los comerciantes, del gobierno y de la ciudadanía, de nosotros de orientar a la ciudadanía cómo venir al Centro Histórico para evitar estas aglomeraciones”, señaló.

A la par, la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, advirtió que los tianguis y comerciantes en vía pública también deben acatar las medidas, luego que de vendedores Tepito invadieran los límites entre el perímetro A y B, realizaran bloqueos y tuvieran enfrentamientos contra funcionarios públicos este miércoles.

La funcionaria indicó que son los comerciantes liderados por María Rosete Sánchez, diputada federal del PES, el grupo que no ha aceptado las reuniones con representantes de la Secretaría de Gobierno.