México.- Desde los primeros casos registrados en Estados Unidos en julio de 2019 derivados del cigarrillo electrónico, se han reportado miles de casos provocando una alerta en el país por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), pero ahora hay casos reportados en Argentina y México.

En octubre de 2019, el CDC emitió una alerta a la población estadounidense para evitar el uso de cigarrillos electrónicos o de vapeo, principalmente porque la causa de las enfermedades pulmonares aún no se identifica. Las cifras alcanzaron los 530 casos confirmados y 7 muertes en el país norteamericano.

Actualmente, a principios de noviembre de 2019, se tienen más de dos mil casos confirmados y 40 muertes, aunque se estiman podrían ser aun más. Las investigaciones del CDC aún no confirman ninguna causa para las personas que aumentan cada vez, pero se cree puede ser por dos ingredientes utilizados en cigarrillos electrónicos o de vapeo: THC, el ingrediente psicoactivo de la marihuana, o acetato de Vitamina E.

"Estamos más cerca en términos de encontrar el culpable", declaró la Anne Schuchat del CDC, "estos hallazgos proporcionan evidencia directa de la presencia de acetato de Vitamina E en el sitio primario de lesión dentro del pulmón", aunque aún no se ha confirmado nada.

El problema es que los casos ya no sólo se restringen a Estados Unidos, ya se han confirmado casos en Reino Unido, México y Argentina. En este último, se trata de una lesión pulmonar asociada con el uso de cigarrillo electrónico en un hombre de 30 años; con sólo este caso la Secretaría de Gobierno de Salud (de Argentina) implementó la vigilancia epidemiológica.

México, por otro lado, confirmó que la muerte de un hombre de 18 años por una neumonía atípica fue debido al uso de cigarrillos electrónicos. El Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica (INDRE), instituto parte de la Secretaria de Salud Federal, investigó el caso del paciente de San Luis Potosí y afirmó que la neumonía estaba asociada al uso de vapeadores.

Para el caso de Reino Unido se consideran dos decesos relacionados con el uso de e-cigarettes, pero no ha sido confirmado por las autoridades inglesas. Terry Miller quien murió de neumonía y un segundo caso del cual se desconoce su nombre por un ataque al corazón se cree sus muertes estuvieron relacionadas por el vapeo.

Hasta el momento, las instituciones de salud y las autoridades correspondientes sólo pueden alertar y recomendar no usar ningún dispositivo electrónico de vapeo, con nicotina, aceite o productos derivados de marihuana. Serán necesarias más investigaciones hasta saber el verdadero motivo detrás de miles de pacientes y muertes que ya han alcanzado a cuatro países.