Ante los hechos violentos ocurridos tras la captura de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, más de la mitad de los mexicanos desaprueban que las fuerzas federales lo hayan dejado en libertad, de acuerdo con una encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE). Asimismo, los encuestados desaprobaron el viaje del presidente Andrés Manuel López Obrador a Oaxaca, pues 54.1 por ciento afirmó que debió haber ido a Culiacán tras esos sucesos, en tanto que 38.7 consideró que fue adecuado que haya continuado con su agenda.
Al menos seis de cada 10 de los entrevistados opinaron que el narcotráfico tiene más poder en México que el gobierno que encabeza López Obrador, y 68.3 por ciento consideró que lo ocurrido en Culiacán es una humillación para las fuerzas del orden.
Después de los sucesos acontecidos el jueves pasado, la encuesta reveló que 61.7 por ciento de los consultados “se sienten poco o nada seguros”. También, los encuestados estimaron deberían renunciar el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, con un 52.8 por ciento, y el gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz, con un 45.6 por ciento.