México.- Durante una manifestación en Casa Jalisco, por los nulos avances en las investigaciones por la desaparición de Karla Vázquez Covarrubias y Nayeli Herrera Fernández, ocurrida el pasado 2 de mayo en el centro de Guadalajara, los inconformes exigieron hablar con el gobernador Enrique Alfaro, y al no ser atendidos rompieron la puerta.

Durante casi una hora, los manifestantes pidieron la presencia del mandatario, que en otras ocasiones ha salido a hablar con quienes protestan, pero no fueron atendidos.

Aunque según el gobierno estatal tenía previsto recibir a una comisión, no se informó de ello a quienes protestaban, que enojados por la falta de respuesta comenzaron a patear la puerta.

Karla y Nayeli desaparecieron en una zona donde hay diversas cámaras de vigilancia del llamado Escudo Urbano C5, pero hasta hace unos días la Fiscalía del estado no había logrado acceder a los videos.

Después de clausurar simbólicamente Casa Jalisco, los manifestantes caminaron hasta la Glorieta de Los Desaparecidos; además de la puerta rota, en el recinto de gobierno quedó una pinta: "¿Y si fueran tus hijas, Alfaro?".