México.- Presuntos sicarios al servicio del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) realizaron al menos dos bloqueos en el occidental estado mexicano de Michoacán, cuando se cumple una semana del ataque a un convoy de la Policía Estatal que dejó 13 oficiales muertos y 9 heridos.

De acuerdo con fuentes del servicio telefónico de emergencias 911 consultadas por Efe, automovilistas reportaron la mañana de este lunes la presencia de más de cien hombres armados con rifles de asalto en dos puntos de la carretera estatal que une los municipios de Tocumbo y Los Reyes.

Videograbaciones y fotografías tomadas por los automovilistas dieron cuenta que el comando armado utilizó más de 50 camionetas y vehículos, algunos de ellos habilitados con placas de acero a manera de blindaje.

Incluso, este grupo de civiles armados se pertrechó a un costado de la carretera con un rifle tipo Barrett, un arma de alto calibre especializada para penetrar blindajes o atacar aeronaves.

La Policía Estatal reportó que el grupo de sicarios tomó por la fuerza un autobús de pasajeros y lo incendió para bloquear la carretera, donde todos los automóviles eran revisados por los presuntos delincuentes.

Habitantes de los poblados denominados como Atapan, en el municipio de Los Reyes, y Santa Inés, en Tocumbo, reportaron que al momento de la incursión del CJNG en la zona no había presencia de la Guardia Nacional, el cuerpo policial-militar que creó el presidente Andrés Manuel López Obrador para pacificar el país.