México.- Sicarios del llamado Grupo Élite del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) estuvieron a punto de terminar con la vida de José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, quien asistió a la boda de su hermana Karem Elizabeth Yépez Ortiz, en la comunidad de Pelavacas, ubicada en Guanajuato.

De acuerdo con un mensaje de la organización criminal publicada en El Blog del Narco, “El Marro” logró escapar gracias a que se percató de la presencia de la gente de su acérrimo rival, Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco.

El Portal La Silla Rota Guanajuato señala que los de Jalisco se enteraron que “El Marro” acudiría a la boda de su hermana y entonces idearon un plan para acabar con él.

Fue entonces que alrededor de las 14:30 horas del sábado 11 de enero, cuando los novios ya se encontraban en el atrio de la iglesia San Juan de la Virgen, que arribaron los pistoleros de “El Mencho” y sin mediar palabra, abrieron fuego. En su huida, los sicarios dispararon contra las personas que se encontraban en el templo.

Según la información de La Silla Rota Guanajuato, al darse cuenta de que “El Marro” huyó del lugar, dispararon contra Karem Elizabeth y su novio, identificado como “El Calamardo”, presunto lugarteniente del Cártel de Santa Rosa de Lima. Ambos resultaron muertos y cuatro personas más resultaron heridas. Karem fue señalada en marzo de 2019, como la encargada de la operación de la organización en Celaya.

El Ejido de De Silva, mejor conocido como Pelavacas, se ubica entre la carretera federal Salamanca-Celaya y la carretera Juventino Rosas-Celaya, muy cerca del municipio de Celaya y a la comunidad de Santa Rosa de Lima, territorio de José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro” y de donde toma el nombre su organización delictiva, la cual se dedica principalmente al robo de combustible y la extorsión.

CJNG 2

Dos días después del asesinato de Karem y “El Calamardo”, en Pelavacas aparecieron muertas dos mujeres, cuyos cuerpos presentaban signos de violencia. Aunque las autoridades no han relacionado los dos hechos, llama la atención el asesinato de las mujeres.

José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro” y su Cártel de Santa Rosa de Lima, están considerados como los responsables de la ola de violencia que se desató en el llamado “Triángulo rojo del huachicol”, en el estado de Guanajuato. "El Marro" saltó a los titulares luego de aparecer una manta en la que amenazaba al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por sus operativos en contra del robo de combustible (huachicol).

Es famoso también por disputar a Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el control del robo de combustible en la zona.

Reportes de inteligencia señalan que "El Marro" fue detenido hace 10 años, acusado de los delitos de robo y delincuencia organizada, pero consiguió su libertad gracias al pago de una fianza. Supuestamente fue integrante del CJNG.

Autoridades federales informaron que en 2014 trabajaba para un líder huachicolero de nombre David Rogel Figueroa "El Güero. A partir de entonces, escaló puestos en la industria criminal hasta convertirse en el líder del cártel, en 2017.

Marro

La banda del "Marro" controla los territorios de Celaya y Villagrán, pero también tiene presencia en Cortázar, donde maneja un estimado de 40 kilómetro de de ductos, Salamanca, Santa Cruz de Juventino de Rosas, Irapuato y el Valle de Santiago.

Su zona de operación se encuentra entre Salamanca y Celaya, a pocos kilómetros de la XII Zona militar. De acuerdo con estimaciones de autoridades federales, su organización roba al mes 1,5 millones de litros de combustible de Petróleos Mexicanos (Pemex) lo que representa alrededor de 15,9 millones de pesos.

Al estilo de los viejos cárteles del narco, el de Santa Rosa de Lima tiene estructura familiar en la que 14 parientes del “Marro”, principalmente su hermana, ocupan una función importante. Karem Lizbeth Yépez Ortiz, su hermana, es la operadora en la ciudad de Celaya, una de las más importantes de Guanajuato. A diferencia de su hermano, en la web no se pueden encontrar fotografías suyas.

La estructura económica del cártel estaría a cargo su tío Efraín Labrada, quien sería el operador financiero y el encargado del blanqueo de dinero producto del robo de combustibles a la empresa productiva del Estado.

Debajo de la estructura familiar, según La Jornada, estarían los operadores Juan Manuel Anaya, Artemio Espinoza “El Temo”, Melchor Jamaica, Eusebio Gutiérrez “El Titis”, José Alejandro Jamaica, Heriberto Aguilar, José Serafín Lara “El Guayabo”, Gilberto Lara y Jonathan Prudencio Portillo.

Además de contar con un equipo de sicarios que integran su cinturón de seguridad, tiene a su mando a otro grupo dedicado al barrenado de los ductos de Pemex en los que colocan válvulas a través de las cuales hacen conexiones hasta terrenos bardeados, en una zona conocida como “El Triángulo de las Bermudas”, cercana a los 12 ranchos y predios identificados como propiedad del capo del huachicol.