México.- “El Mencho”, el capo que se ha convertido en el criminal mexicano de más envergadura tras la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán, es la “prioridad número uno” para las autoridades estadounidenses, publica Infobae.

La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), ofrece una recompensa de USD 10 millones por cualquier información real que facilite la captura de Nemesio Oseguera Cervantes, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La organización, considerada como la más agresiva y expansiva de los cárteles mexicanos, es responsable de al menos un tercio de las drogas que consumen los estadounidenses, según los reportes de la DEA.

Estados Unidos es, con mucha ventaja, el país que tiene el mayor número de fallecimientos por abuso de sustancias: 52.404 anuales, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés). Es la primera causa de muerte en una nación que tiene 326,7 millones de habitantes.

El narcotráfico mexicano ha aprovechado la alta demanda que hay en EU, convirtiéndose en su mayor proveedor. Scott Stewart, un ex oficial de inteligencia táctica del ejército de Estados Unidos, confesó recientemente que “mientras los estadounidenses estén dispuestos a pagar cualquier cantidad de dinero por estos venenos... el narco siempre va encontrar la manera de fabricarlos y alimentar ese mercado”.

Matthew Donahue, un agente de la DEA, dijo que el CJNG trafica “toneladas” de cocaína, metanfetamina y heroína con fentanilo. La clave de su rápida incursión ha sido la presencia estratégica de operadores en la frontera suroeste de los Estados Unidos, colindante con Tijuana, y en la frontera noroeste, colindante con Vancouver, Canadá. Aunado a ello, tiene control en zonas de los océanos Atlántico y Pacífico.

Mediante el uso de la violencia y las alianzas con grupos criminales locales, han desplazado a los cárteles históricamente dominantes -como el de Sinaloa y de los Beltrán Leyva- en puntos claves para el tráfico de droga en la costa del Océano Pacífico.

Acerca de “El Mencho”, el agente (en activo) admitió que es “la prioridad número uno para la DEA, y francamente, también para la Policía Federal de Estados Unidos”.

La DEA calcula la fortuna de Nemesio Cervantes en unos USD 1.000 millones.