Chilpancingo, Guerrero.- Que cese la violencia en Chilpancingo y regresa la paz fue el clamor de los feligreses durante la representación del viacrucis de la iglesia del barrio de San Mateo, uno de las más grandes y emblemáticos de Chilpancingo, capital del estado.

Durante la representación del encuentro de la virgen María con su hijo, Jesús de Nazaret,  pidieron a Dios que de consuelo y siga dando fuerza a las mujeres que han sido víctimas de la violencia, que tienen un hijo desparecido y han quedados viudas.

Este viernes Santo en Chilpancingo, una de las 50 ciudades más violentas del país, se realizaron 8 viacrucis en diferentes colonias y barrios de la ciudad, uno de ellos fue el de San Mateo, que lleva más de 30 años, y en el que se recorre el centro de la ciudad.

Decenas de familias acompañaron al joven Rafael, quien representó a Jesucristo, y cargó la cruz de madera, mientras recibió latigazos de personas personificando a los romanos.

Las familias capitalinas pidieron a Dios que regrese la paz a Chilpancingo, y que puedan salir libremente a las calles, sin el temor de que algo malo les ocurra, donde en lo que va del año se han registrado cerca de 100 homicidios.

“Que nos dé la oportunidades de poder salir tranquilamente a las calles, y que la paz regrese, que (Dios) nos ayude a que se acabe la violencia, y que Chilpancingo sea el mismo de antes”, clamó, Manuel Sánchez quien junto a su familia acudió a ver la representación de la Pasión de Cristo.

“Todos queremos que Chilpancingo este tranquilo, creo que es el deseo de todos, que esto que vivimos se acabe”,  dijeron un grupo de mujeres, ubicadas a un costado de don Manuel.

Tan solo el pasado domingo, nueve personas fueron asesinadas en Chilpancingo, ocho de las víctimas fueron encontradas al interior de una camioneta al norte de la ciudad, y por la mañana un niño de 13 años fue encontrado asesinado al oriente de la ciudad.

En medio de la violencia que ha marcado la capital, el gobierno municipal del priista, Marco Antonio Leyva Mena ha sido un espectador de los hechos delictivos han acusado cámaras empresariales del municipio.

La familia Martínez Santos, quien como cada año desde la puerta de su casa observa la representación del viacrucis, pidieron a Dios que a su familia la siga manteniendo unida,  que se acabe la inseguridad, y puedan tener una vida más tranquila.

“Creo que el primer deseo a Dios en esta época que vivimos lo que el sufrió por nosotros es que se pare la inseguridad, que podamos salir todos a la calle, pedirle también que nuestra familia siga unida, y que nada malo suceda”, clamó el señor Roberto Martínez.

Sobre la calle Abasolo se llevó a cabo la representación del momento en que la Virgen María se encuentra con Jesús cargando una cruz, y ensangrentado a consecuencias de los incansables latigazos que había recibido.

Flores y peticiones de paz en el viacrucis

Durante la presentación pidieron a Dios que regrese la paz a los hogares, y que siga  dando fuerza  a las mujeres que han sido víctima de la violencia, que han quedado viudas, o  que buscan  algún hijo desaparecido.

“Que regrese la paz que no hay en muchos hogares que son víctimas de la violencia, la violencia que ha arrancado a una madre de sus hijos, a unos esposos de sus esposas, vamos a pedir en esta estación, y representar el dolor de tantas mujeres que están sufriendo la violencia, a todas las mujeres que están padeciendo la miseria humana”, dijo la párroco Samuel Cruz.

En las calles fueron esparcidos flores, y durante el recorrido algunas familias prepararon aguas frescas para repartir a los asistentes.

El viacrucis llegó hasta la calle Heroico  Colegio Militar, para luego seguir por Leona Vicario hasta regresar a la iglesia del barrio de San Mateo.

Además se realizaron viacrucis en la colonia del PRI, Cooperativa, Los Ángeles, en el barrio de San Antonio, entre otras colonias.

El coordinador general de Protección Civil del municipio, Gustavo Vela Guevara dijo que había saldo blanco, y en los viacrucis participaron cerca de 100 elementos de dicha dependencia, y dos ambulancias.