México.– El Ejército Mexicano está involucrado en un Conflicto Armado No Internacional contra el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y, por lo tanto, automáticamente las partes están obligadas a cumplir con las Convenciones de Ginebra, afirma un nuevo informe de la Geneva Academy, un Instituto especializado en la aplicación del Derecho Internacional Humanitario.

“El gobierno de México ha participado en la violencia armada contra varios cárteles en las últimas décadas. Cabe destacar que es parte de un Conflicto Armado No Internacional al menos contra el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG)”, cita el documento.

Según explica la Geneva Academy (GA) la clasificación surge después de haber evaluado varios criterios, pero en especial dos, para responder a la pregunta de si una situación de violencia armada equivale a un conflicto armado no internacional.

Como primer punto señala que “el nivel de violencia armada debe alcanzar un cierto grado de intensidad que vaya más allá de las perturbaciones y tensiones internas’’ y en segundo lugar en cada conflicto armado no internacional, al menos un lado del conflicto debe ser un grupo armado no estatal que debe exhibir un cierto nivel de organización para calificar como parte en el conflicto armado no internacional.

“Se presume que las fuerzas del gobierno satisfacen los criterios de organización.

Aunque las organizaciones criminales persiguen objetivos principalmente económicos, esto no implica que no puedan ser parte de un conflicto en virtud del DIH “, sostiene el estudio.

Explica que un caso similar ocurrió en los tiempos del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) en el caso Limaj, donde se especificó que: ” la determinación de la existencia de un conflicto armado se basa únicamente en dos criterios: la intensidad del conflicto y la organización de las partes, el propósito de las fuerzas armadas de participar en actos de violencia o también lograr algún otro objetivo es, por lo tanto, irrelevante “.

Una serie de confrontaciones ilustrativas refuerzan esta conclusión de la GA. El 29 de septiembre de 2018, los choques entre las fuerzas armadas mexicanas y 40 miembros del CJNG tuvieron lugar en Guanajuato y duraron horas, lo que provocó la muerte de al menos 10 personas.

Además, en octubre de 2018, el CJNG participó en intensos combates contra miembros del ejército y policías mexicanos en el área conocida como Ejidos de Pentecostés, en el distrito de Texcoco.

Describe que los enfrentamientos armados duraron casi una hora y resultaron en la muerte de dos miembros del cartel, mientras que uno resultó herido. El 4 de diciembre de 2018, en el distrito de La Huerta, un convoy de las fuerzas de seguridad mexicanas fue atacado por el CJNG; seis policías fueron asesinados.

Indica que, como reacción al aumento de la violencia, en diciembre de 2017 el gobierno mexicano aprobó la Ley de Seguridad Interior, que autorizaba el despliegue del personal del ejército y la marina para combatir los riesgos de seguridad nacional.

Recuerda que dicha ley que ya fue abrogada por la SCJN autorizaba a las fuerzas armadas mexicanas, a cuerpos de inteligencia y la policía federal “para identificar amenazas de seguridad doméstica, recopilar información de instituciones civiles y dirigir operaciones de seguridad”.