México.- La presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, declaró que son ilegales el 50 por ciento de las con cesiones del transporte público, algunas fueron clonadas cuando ella era síndica.

Durante la sesión de Cabildo, Román Ocampo informó que, ante esta irregularidad, investigan el padrón de concesionarios del transporte público para poder expedir las licencias tipo tarjetón, como una medida estratégica de seguridad para poder prevenir la delincuencia en el puerto.

"Desde que yo estaba como síndica en esta dependencia por años ha sido mi inquietud en saber el número total del padrón de concesiones del transporte público que existe en el municipio, porque desde hace años se sabe que más del 50 por ciento del transporte se encuentra clonado", expresó la alcaldesa.

La alcaldesa, junto con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, sostuvo que, como medida de seguridad, el tarjetón y el código de servicio se le colocará a los vehículos para que sea más fácil su identificación.

El regidor Ilich Lozano Herrera afirmó que esta propuesta existe desde hace meses pero los mismos transportistas, al saber que trabajan en la informalidad, rechazan la medida, por lo cual pidió a la presidenta que llegue a un acuerdo económico con ellos.

Sin embargo, Román Ocampo advirtió que esta situación no está a discusión y se actuará para que este sector no siga operando en la ilegalidad, que es como desean algunos líderes transportistas.

Para contrarrestar los atentados armados, Rosas Azamar, señaló que prohibirán que viajen dos personas en una motocicleta, además de que el vehículo deberá mostrar la imagen de la ciudad para identificarla como segura.

Agregó que se establecerán señales para el paso peatonal porque son recurrentes los accidentes automovilísticos, además de que harán una lista de los cruces más peligrosos de la ciudad.

Afirmó que le pedirán a los comercios que instalen cámaras de videovigilancia para dar con quienes cometan delitos en su interior.

Aseveró que se pretende activar los 32 módulos de seguridad para reducir la incidencia delictiva de algunas zonas, enfocándose en la violencia intrafamiliar y la prevención del delito.